El fuerte oleaje que afecta al municipio tinerfeño de Garachico ha obligado a las autoridades a cerrar el acceso a la avenida marítima durante la tarde de este sábado. Así lo ha anunciado recientemente el propio alcalde de la localidad, Heriberto González, a través de su perfil en Facebook: “La avenida de Garachico está cerrada al tráfico en estos momentos por la subida del mar”.

La Agencia Estatal de Meteorología ya había activado desde ayer el aviso amarillo (riesgo) por fenómenos costeros adversos en prácticamente toda Canarias.

Según ha declarado el edil al diario Daute Digital, “se prevé que la vía se reabra cuando esté anocheciendo y coincidiendo con la bajamar”. “Han subido varias olas por el polideportivo, pero creemos que en cuanto baje la marea las olas no volverán a subir”, agrega.

Se trata del segundo episodio de fuerte oleaje que sufre Garachico en las últimas semanas, ya que el pasado 24 de diciembre las olas causaron daños materiales, entre ellos, varios vehículos que se encontraban aparcados en la zona a pesar de que la señalización lo prohibía.