Un joven se encuentra en estado muy grave tras haber recibido una brutal ataque durante una agresión multitudinaria en la madrugada del domingo en la localidad vizcaína de Amorebieta y permanece ingresado en el Hospital de Cruces (Vizcaya).

La Ertzaintza, junto a la Policía Local de Amorebieta, trabaja en la identificación y localización de los autores de la paliza a este joven. Por el momento, ha detenido a siete personas, cinco de ellas menores, pero no descarta que se produzcan más arrestos en las próximas horas.

Detalles del suceso
Los terribles hechos tuvieron lugar alrededor de las tres de la madrugada en un botellón ocurrido en un parque de la zona de Jauregiberria, en Amorebieta. El herido empezó a recibir diversas patadas y golpes con palos y botellas por parte de un grupo de jóvenes mientras se escuchaba: “Matadle, matadle”, en un vídeo difundido en las redes sociales.

La Policía Local de Amorebieta y la Ertzaintza continúan investigando el móvil de la agresión multitudinaria. Algunos vecinos de la zona, en declaraciones recogidas por Europa Press, han facilitado detalles de lo ocurrido.

“Ha sido una paliza, parece que veinte personas han agredido a un chavalito y lo han dejado hecho polvo”, ha declarado uno de los vecinos. Además, mostró su consternación ante lo sucedido, y declaró que “algo así no había pasado nunca antes en el pueblo”.

En relación con las imágenes viralizadas de la violenta agresión, expresó su indignación y detalló que “se ve cómo lo agreden entre todos y le cachean para ver si le pueden robar algo”.

Otro de los vecinos indicó que el suceso ha causado revuelo en el pueblo, y declaró que “han volado los mensajes y los vídeos, sentimos frustración y mucha rabia, se te queda mal cuerpo”.

Una joven vecina, que desde hace poco vive en la localidad, señaló que ahora anda “con más cuidado” por la zona, y explicó que pese a que suele haber botellones en la zona no suele ocurrido “algo agresivo”.

Estado del joven agredido brutalmente
El joven quedó inconsciente a causa de los múltiples golpes que le propinaron en la cabeza y fue evacuado en ambulancia al Hospital de Cruces, el centro sanitario más grande y concurrido del País Vasco, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

Por el momento, es pronto para dilucidar cuáles serán las consecuencias de las lesiones del agredido a causa de la paliza que recibió, así como de la gravedad de las mismas.