Villa de Mazo registra un nuevo terremoto, de magnitud 2,5 y a una profundidad de 12 kilómetros.

Los Llanos de Aridane se encuentran ahora en pleno proceso de evacuación, después de que el comité del PEVOLCA ordenase el desalojo antes de las 19.00 horas. “Son unas 800 personas. El barrio ya estaba en parte evacuado. Conforme ha evolucionado la colada, se ha considerado necesario evacuar esta zona para garantizar la seguridad y evitar accidentes”, ha explicado la alcaldesa del municipio, Noelia García, Noelia García.