La gran pregunta es el tiempo que se mantiene el SARS CoV-2 en el ambiente, este ha sido motivo de investigación desde el inicio de la pandemia, pero ¿Cuánto tarda en desaparecer del aire el COVID? ¿Ocurre en todos los lugares por igual?. Un reciente y prestigioso estudio ha resuelto algunas de estas dudas al determinar que el virus pierde el 90% de su capacidad para infectar dentro de los 20 minutos posteriores a su transmisión en el aire.

La mayor pérdida se produce en los primeros cinco minutos desde la exposición del mismo. Este revelador hallazgo enfatiza que la transmisión se produce a corto alcance, por lo que siguen siendo fundamentales las medidas de distanciamiento físico y el uso de mascarillas.

El mayor riesgo de contagio es din duda, en espacios cerrados, como locales de ocio, se encuentra más en los propios acompañantes, ante quienes se está más tiempo expuesto sin mascarilla, que en el resto de desconocidos con los que se comparta espacio.

El estudio no niega que pueda suceder la infección a distancia, aunque explica que «cuando te alejas, no solo se diluye el aerosol, sino que también hay menos virus infeccioso porque el virus ha perdido infectividad».