El suceso tuvo gran controversia en noche del pasado 5 al 6 de un suceso conmocionó a una urbanización de Costa Adeje. Un hombre se habría colado en una de las viviendas con intención de robar, pero, los ocupantes de la misma, tras haber sido sorprendidos, lo apuñalaron, muriendo este por causa de las heridas provocadas. Tres personas fueron detenidas por la muerte de Andrew Walch, un suceso que sigue ocupando espacio en los mdios de comunicación del Reino Unido.

El robo

Según el Daily Star, Adrew habría acudido con otras personas a la vivienda con la intención de “robar drogas o dinero en efectivo”, pero estos se vieron sorprendidos por los ocupantes de la misma. En esa lucha, Andrew Walch recibió varias puñaladas. Intentó escapar, pero perdió tanta sangre en el propio lugar que, cuando llegó a un centro hospitalario, nada se pudo hacer por su vida.

¿Iba armado?

Andrew portaba un cuchillo de grandes dimensiones cuando se disponía a asaltar la vivienda. Según relata el Lancashire Post, lo que confirmaría que fue él la persona que intentó perpetrar el robo. Acudió con otras dos personas a la vivienda, que el presunto agresor compartía con su hermana. En el momento del incidente también estaba presente el novio de la mujer.

Aunque en un primer momento no se conocía el origen del arma blanca, parece confirmado que esta era del hombre fallecido.

Ajuste de cuentas

Además de la hipótesis del robo se ha especulado con un presunto ajuste de cuentas por cuestiones de drogas. Un deuda sería la causante del fatal desenlace, pero es algo que aún no ha sido desvelado.

Andrew Walch había decidido comenzar de cero en Tenerife tras haber pasado por la cárcel en su país. Vivía en Adeje desde hacía un año tras haber participado en un incidente en el que, mediante el uso de un dron, él y varios cómplices trataron de introducir droga en una cárcel inglesa.

Tras pasar encarcelado cuatro años, llegó a la Isla donde trabajó como camarero hasta la fatídica noche. La investigación sigue su curso.