Hace unos días que la exposición sobre inmigración de la fotoperiodista Luz Sosa presentaba los rostros de la desgracia en el Puerto de la Cruz, concretamente en la plaza de la Iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia.

Una crisis que lleva sucediendo en el Archipiélago desde el año pasado, cuando el incremento de la llegada de pateras y cayucos a las costas puso en jaque a las autoridades isleñas.

Lamentablemente, las fotografías han amanecido este miércoles rajadas por el cuello. Esta tarde está previsto que se celebre un encuentro en la zona como muestra de repulsa al vandalismo.