Según datos oficiales, cuatro personas han fallecido en España después de haber recibido una dosis de AstraZeneca debido a trombosis con niveles bajos de plaquetas en su organismo, y hay otros 16 casos confirmados o sospechosos del mismo problema.

En el caso de los fallecidos, todos tenían menos de 60 años, y la media de edad entre los afectados por trombos es de 39 años. Por ello, Sanidad recomienda que los menores de 60 años completen su inmunización con una segunda inyección de Pfizer. Estos días, precisamente, se está retomando la vacunación del aproximadamente millón y medio de trabajadores esenciales que recibieron una primera dosis de AstraZeneca.

El Gobierno informó a los ciudadanos que escojan elegir entre Pfizer y AstraZeneca, el departamento de Carolina Darias ha insistido en que Pfizer es la solución al riesgo asociados a AstraZeneca, que crecen a medida que se inocula a población más joven.

Junto a estos datos, Sanidad defiende que la situación epidemiológica actual en España y tener una vacuna alternativa -Pfizer- permite ser más selectivos a la hora de vacunar a la población que si hubiera una incidencia acumulada disparada.