Personal sanitario de la UCI del HUC se dispone a dar un medicamento a un paciente ingresado con coronavirus. |Fran Pallero

Todo parece indicar que Tenerife se mantendrá una semana más en el nivel 4 de alerta epidemiológica, en el que también se encuentran Gran Canaria y La Palma. La última palabra la tendrá el Ejecutivo regional, que abordará la evolución de la pandemia en las Islas en el próxima reunión del Consejo de Gobierno.

Los datos que sirven de referencia para evaluar el avance de la pandemia en cada una de las islas siguen siendo preocupantes, sobre todo en las tres que están en ‘semáforo marrón’. Así lo refleja el último ‘Informe diario de situación de COVID-19 en Canarias‘, elaborado por el Servicio Canario de la Salud, al constatar que todos los indicadores de transmisión del virus (bloque 1) se encuentran en riesgo muy alto en todo el Archipiélago.

Respecto a los indicadores de presión hospitalaria, la situación es especialmente preocupante en las dos islas capitalinas, mientras que La Palma ya cuenta con el porcentaje de ocupación de camas en riesgo muy alto, con un 15,76%, suficiente para que las autoridades sanitarias decidieran ayer subir de nivel a esta isla, y a Gran Canaria, ya que tiene al menos dos indicadores de transmisión y uno de hospitalización en riesgo muy alto.

Informe diario de situación de COVID-19 en Canarias

La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias registró este miércoles 4.546 nuevos casos de coronavirus covid-19 y once fallecidos más con esta enfermedad de entre 64 y 99 años y que permanecían ingresados y tenían patologías previas. Los casos acumulados en Canarias son 233.991 con 93.489 activos, de los cuales 79 están ingresados en UCI y 586 permanecen hospitalizados.

Tenerife sumó 1.732 casos que elevan a 44.521 los casos activos, y Gran Canaria registró 1.654 más que el día anterior, ascendiendo a 34.912 el número de personas diagnosticadas actualmente. La Palma alcanzó 450 nuevos positivos en las últimas 24 horas, por lo que tiene 1.747 casos activos.