El presidente ruso, Vladimir Putin, aterrizará esta madrugada en Tenerife, en el Aeropuerto del Sur, y permanecerá unas horas en la Isla, desconociéndose si se alojará en algún hotel o, como en su anterior escala, el pasado mes de diciembre, permanecerá en su avión antes de reanudar viaje hacia su país.

Todo hace suponer que el presidente ruso no contempla ninguna agenda privada, dado que no ha trascendido ningún encuentro formal con las autoridades locales ni aspectos relativos a su desplazamiento en la Isla.

Putin procede de Brasil, donde tuvo oportunidad de entrevistarse con el presidente chino Xi Jinping, que arribará mañana a la Isla y que visitará el Teide el sábado

Putin y Xi Jinping participaron la XI cumbre del BRICS que se celebró en Brasil ayer y hoy. El BRICS es una asociación de grandes estados compuesta por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica y, ahora, se da la circunstancias de que ambos mandatarios harán escala en Tenerife de camino a sus respectivos países.