Lo anunciaba ayer la Agencia de Estatal de Meteorología (Aemet) y el Gobierno de Canarias declaraba la situación de alerta. Ya está nevando en el Parque Nacional del Teide, tal y como se esperaba este jueves en zonas altas y cumbres -a partir de los 1500 metros aproximadamente- de Tenerife, La Palma y Gran Canaria.

Y es que una profunda vaguada atlántica propiciará un aumento considerable de la inestabilidad atmosférica en todo el Archipiélago a lo largo de los próximos días, con chubascos que podrían ir acompañados de tormenta y rachas fuertes o muy fuertes así como un descenso acusado de las temperaturas.

De momento, el fenómeno meteorológico regala imágenes en esta época, aun teniendo en cuenta que la semana pasada se superaron los 25 grados en numerosos municipios de las Islas.