Patrimonio obliga a retirar el cuadro eléctrico de la avenida Marítima

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma tendrá que retirar el armario que instaló en la avenida Marítima para albergar el cuadro eléctrico que dará servicio a la playa, a raíz del informe negativo realizado por Patrimonio del Cabildo, en el que se advierte de que “es un elemento distorsionador de la fisionomía del casco histórico”.

El Ayuntamiento justificó que era necesaria su instalación de forma urgente este “mamotreto”, como se ha bautizado popularmente la instalación, no solo por dar servicio a la playa, sino también para dar cobertura al escenario que se ubicó en la avenida Marítima durante la celebración de los carnavales, tal y como indicó el concejal de Obras, Manuel Abrante.

Abrante lamenta que el Cabildo obligue a desmantelar esta instalación sin ofrecer una alternativa para ubicarlo, tal y como había solicitado el Ayuntamiento. El Ayuntamiento optó por la avenida como la única ubicación posible y como “la menos lesiva”.

Esta situación ha motivado duras críticas contra el responsable de Obras. El concejal de Ciudadanos, Juan Arturo San Gil, le ha pedido la dimisión y en caso de no hacerlo, que afronte el pago de los 7.500 euros que costó la instalación. Solicita también que “se justifique si es legal que se haya hecho una contratación después de finalizar la obra”, ya que, según indica, su instalación se realizó en febrero y el contrato figura firmado el 2 de marzo.

La concejal de Nueva Canarias, Maeve Sanjuán, señala que “esta obra es un símbolo de la gestión desordenada y sin rigor que se realiza desde nuestro Ayuntamiento, donde los trámites no siguen los cauces lógicos de actuación, sin prever las consecuencias”.

Más noticias
La avenida Marítima tendrá dos carriles y mantendrá el malecón
TE PUEDE INTERESAR