El Cabildo de Tenerife pide a la Cotmac el inicio de la evaluación ambiental del plan de riesgo de inundaciones

Según precisa Manuel Martínez, "el objetivo es tener un adecuado conocimiento y evaluación de los riesgos asociados a las inundaciones y lograr una actuación coordinada de todas las administraciones públicas y la sociedad"

El Cabildo de Tenerife, a través del Consejo Insular de Aguas, ha solicitado a la Comisión de la Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) el inicio del procedimiento de evaluación ambiental estratégica del plan de gestión del riesgo de inundaciones de la demarcación hidrográfica de Tenerife y la aprobación del correspondiente documento de alcance del estudio ambiental estratégico.

El consejero de Aguas, Manuel Martínez, ha indicado que actualmente se está tramitando en el Consejo Insular de Aguas la etapa correspondiente al plan de gestión del riesgo de inundaciones, en la cual se abarcan de manera coordinada todos los aspectos de la gestión del riesgo de inundación, centrándose en la prevención, protección y preparación, incluidos la previsión de inundaciones y los sistemas de alerta temprana.

Martínez explicó que el primer hito de este proceso es solicitar a la Cotmac el inicio de la evaluación ambiental del mencionado plan, de tal manera que el documento pueda estar disponible en un plazo de tres meses para que sea tramitada posteriormente la fase de avance del referido plan de gestión.

El Real Decreto de evaluación y gestión de riesgos de inundación regula tres procedimientos que han de llevarse de manera secuencial. El primero de ellos es la evaluación preliminar del riesgo de inundación, mientras que el segundo son los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación. El tercero es el mencionado plan de gestión de los riesgos de inundación.

Los dos primeros procedimientos ya se encuentran finalizados, por lo que desde el Consejo Insular de Aguas se ha instado a la Cotmac a realizar la evaluación ambiental con el fin de cumplir con la normativa vigente.

Según precisa Manuel Martínez, “el objetivo es tener un adecuado conocimiento y evaluación de los riesgos asociados a las inundaciones y lograr una actuación coordinada de todas las administraciones públicas y la sociedad”.

TE RECOMENDAMOS