La refundación

La etapa que hoy inaugura la edición impresa de DIARIO DE AVISOS, con un nuevo formato y un nuevo concepto, trata de abrir ventanas y proyectarse hacia el futuro como un periódico moderno y competitivo que se adapta a modos de vida urbanizados bajo el signo de la inmediatez

La etapa que hoy inaugura la edición impresa de DIARIO DE AVISOS, con un nuevo formato y un nuevo concepto, trata de abrir ventanas y proyectarse hacia el futuro como un periódico moderno y competitivo que se adapta a modos de vida urbanizados bajo el signo de la inmediatez. Coincide este salto de calidad con los ejes de una industria que sabe que o se renueva o muere entre las redes de un cambio tecnológico inexorable.

La prensa ha guardado celosamente su espacio, pero ahora el ciudadano consume información al instante en tablets y smartphones, erigidos en soportes hegemónicos del periodismo digital. Partimos de principios sólidos: el éxito, los logros, las metas alcanzadas son fruto del trabajo y la perseverancia, del talento profesional y la sinergia colectiva. Este nuevo DIARIO DE AVISOS es el reflejo de una empresa que avanza codo con codo en la conquista de grandes objetivos a través de la excelencia y el esfuerzo.

Este es un momento decisivo en la historia del periodismo de papel. Por primera vez, el debate es la propia subsistencia del mismo. Los periódicos convencionales saben que se la juegan si no se anticipan al proceso de transformación. Estos días, algunas de las grandes cabeceras nacionales anuncian una transición irreversible de su modelo a medio plazo. DIARIO DE AVISOS da hoy ese paso, poniendo las cosas más fáciles al lector, con un diario a todo color, más cómodo, gráfico, limpio, grapado y con mayor oferta de páginas. Un producto premium de contenido distinto a su versión online. La edición digital de DIARIO DE AVISOS, asimismo objeto de recientes y novedosos cambios de diseño e implementación multimedia, se ha visto potenciada hasta cotas desconocidas, consolidando su liderazgo absoluto.

Este es el día siguiente de una historia que se inició hace 125 años en La Palma. Esta es una estación de claro crecimiento, desde la que reemprender el viaje sobre raíles más seguros que fortalecen el producto y lo protegen. Un camino que nos conducirá a internacionalizar nuestros objetivos en América a través de proyectos multimedia que ya son una realidad y de acuerdos con empresas líderes en la comunicación europea que se formalizarán en los próximos días. No somos ni más listos ni más valientes, queremos evitar los errores de los demás.

En el último año de trayectoria de Canaria de Avisos (Canavisa), bajo el timón de Grupo Plató del Atlántico, nueva empresa propietaria, se ha saneado completamente su situación financiera, obteniendo además importantes beneficios de explotación en el ejercicio de 2015, pese a una inercia recesiva en el sector a raíz de la crisis. Esta nueva apuesta nace con una visión comercial reforzada, que multiplica la gran proyección publicitaria del medio y lo hace más atractivo a las demandas de éxito de un selecto conjunto de anunciantes interesados en captar la atención de nuestros influyentes lectores.

Tener la mejor redacción posible a bordo para seguir nuestra hoja de ruta nos permite decir desde DIARIO DE AVISOS que las grandes empresas periodísticas se hacen solo con grandes periodistas. Igualmente, desde el mes de octubre se suma a nuestro escaparate multimedia ¡Viva la Radio!, un contenedor que agrupa al mejor elenco de profesionales que ha alumbrado la radio en Tenerife en las últimas décadas.

El periodismo es el gran universo de la libertad. En la España actual, inmersa en un colapso político sin precedentes, la prensa ayuda a desbrozar los obstáculos al diálogo, siendo cauce para él. Desgraciadamente, estos son días de una grave incomunicación política en el país. Son momentos en los que el periodismo toma la palabra y recobra enteramente su papel democrático.

Fieles a nuestras señas de identidad, refundamos en este contexto un espíritu con más de un siglo de vigencia. Somos un diario liberal, en el más recto y evidente sentido del término: partidario acérrimo de la libertad, socialmente solidario, defensor de los más débiles, de las minorías sojuzgadas o amenazadas, y empeñado en la modernización de la sociedad. El periodismo tiene la obligación de explicar la realidad y vigilar al poder desde el pluralismo, con rigor y transparencia.

La primera obligación del periodismo es la verdad, y, por tanto, un periodismo democrático no puede estar por definición patrocinado por gobiernos e instituciones. Debe regir en él la norma de la competencia. No es función de las administraciones acudir al rescate de un medio de comunicación. Esa es la guillotina que corta en trocitos el papel de la libertad de expresión y la grandeza moral de este oficio. Resulta inadmisible.

Este nuevo DIARIO DE AVISOS asume el liderazgo que corresponde a su condición de decano de la prensa de Canarias. Nuestra renovación tiene los pies sobre la tierra.

Que el periódico nunca nos estorbe, que sea un objeto grato entre las manos. Que tenga su justa medida. Que nos haga cada vez más libres.
Esta es nuestra revolución. La revolución de un líder.

TE RECOMENDAMOS