Diario del Coach

Pensar diferente – Por Andrés Brito

Una de las estrategias para conseguirlo es usar los sombreros de color que diseñó el psicólogo maltés Edward Bono

El coaching busca alternativas de pensamiento y acciones que nos permitan solucionar dificultades. Una de las estrategias para conseguirlo es usar los sombreros de color que diseñó el psicólogo maltés Edward Bono. Sirven para tener una visión global de la situación y minimizar el impacto del ego de los interlocutores en las conversaciones. Con ellos nos damos permiso para decir lo que sentimos, comprendemos que hay otros puntos de vista, desarrollamos una reflexión más creativa, mejoramos la comunicación y la toma de decisiones y focalizamos nuestro pensamiento en el análisis y la solución.

Consiste en tomar un foco de reflexión y decidir la secuencia de cada sombrero y el tiempo que se dedica a cada uno, cambiar de sombrero cuando toque y tomar nota de lo que se decide. El orden del uso de los sombreros varía según cada caso, y es el grupo el que decide por qué sombrero comenzar.

1. El sombrero amarillo representa el optimismo, los beneficios. Cuando “nos lo ponemos” expresamos qué tiene de positiva la situación que abordada.

2. El sombrero blanco es el de los datos, los hechos, las mediciones. Sirve para expresar el análisis de lo que sucede desde un punto de vista objetivo.

3. El sombrero rojo refleja las emociones, las sensaciones, las intuiciones. Es el momento de expresar los sentimientos.

4. El sombrero verde nos invita a buscar alternativas y opciones, a expresar propuestas.

5. El sombrero negro nos da permiso para expresar objeciones, riesgos, debilidades, zonas de mejora.

6. Finalmente, el sombrero azul es el que nos proporciona una metavisión para analizar cómo estamos reflexionando, qué sobra, qué falta, qué sombrero requiere más tiempo.

Si deseas profundizar en esta estrategia ponte en contacto conmigo y te entrenaré a aplicarla en tu vida personal o en tu empresa.

www.andresbrito.com