OPINIÓN

V.U.C.A.

Los seres humanos tenemos una naturaleza lingüística que nos impulsa a poner nombre a las cosas para ubicarlas en nuestros mapas mentales

Los seres humanos tenemos una naturaleza lingüística que nos impulsa a poner nombre a las cosas para ubicarlas en nuestros mapas mentales. Recuerdo que cuando era un estudiante de Secundaria pregunté a un profesor si los expertos se habían puesto ya de acuerdo paradenominar a la época histórica que nos tocaba vivir. Me dijo que sí y que ese nombre era “Postmodernidad”. Poco más de treinta años después, esa respuesta ya no sirve porque, por lo visto, hemos entrado en una nueva fase de la Historia humana: hoy vivimos en el mundo V.U.C.A.

V.U.C.A. es el acrónimo de cuatro palabras en inglés que fueron acuñadas en el ámbito empresarial para describir la inestabilidad de la economía pero que se perfilan como un diagnóstico mucho más amplio de cómo es nuestro mundo contemporáneo.

V de volatilidad: o lo que es lo mismo, cambiante, inconstante. Eso genera riesgo, inestabilidad y fluctuación. La solución está en expandir la visión estratégica, en ponerse a la acción y en probar nuevas soluciones renunciando al “es que siempre lo hemos hecho así”.

U de incierto (“uncertain”): o sea, impredictibilidad, sorpresas inesperadas, resultados inciertos y acaso desconcertantes. Nos mueve a abrirnos a nuevas perspectivas y a pensar de una forma menos ortodoxa.

C de complejo: el mantenernos interconectados genera también una interdependencia mundial desconocida hasta ahora. Lo que le sucede a uno al otro lado del Planeta nos afecta a muchos aquí. Los expertos recomiendan flexibilidad y creatividad para mantener el foco en nuestros propios objetivos.

A de ambiguo: se da una oposición fuerte entre lo ideal y lo real, lo que genera continuas dudas y un retraso considerable en la toma de decisiones. Ante esto, renunciar a la parálisis por el análisis y ser innovador para hallar nuevas soluciones.

www.andresbrito.com