SOCIEDAD

El vídeo con el supuesto intento de suicidio de la orca Morgan, del Loro Parque, ya alcanza las 800.000 reproducciones

Desde hace dos semanas este vídeo de Dolphin Project en el que se puede ver cómo la orca Morgan, en el Loro Parque, sale del agua y se queda unos 10 minutos 'varada' está causando una verdadera guerra de opiniones

Morgan on concrete slide-out, Loro Parque, 05/16 via DolphinProject.com from Dolphin Project on Vimeo.

Desde hace dos semanas este vídeo de Dolphin Project en el que se puede ver cómo la orca Morgan, en el Loro Parque, sale del agua y se queda unos 10 minutos ‘varada’ está causando una verdadera guerra de opiniones entre asociaciones animalistas, que opinan que el animal ha intentado suicidarse, y científicos y veterinarios que no están de acuerdo, tal y como explica la publicación Verne de El País.

Las imágenes han sido vistas ya más de 840.000 veces y se ha compartido también en redes sociales, haciéndose viral, como demuestra este tuit del Partido PACMA con más de 1.700 retuits desde el martes 7 de junio.

En este comunicado, el Loro Parque asegura que no se puede llegar a esas conclusiones “con un video de esta duración y calidad”. También explica que “el varamiento voluntario es un comportamiento natural en orcas salvajes”. El zoo tiene en su web información acerca de la orca Morgan, narrando cómo se rescató a este animal y por qué liberarlo “habría significado su sufrimiento y su muerte”: Morgan es sorda. Las orcas no pueden sobrevivir en mar abierto con sordera ya que utilizan el oído para cazar y desenvolverse en la oscuridad. Para una orca estar sorda sería como para un ser humano estar ciego por completo y además casi totalmente sordo.

Pero la pregunta que está suscitando más debate es: ¿puede una orca, o cualquier animal, cometer suicidio? En casos de supuestos suicidios cabe preguntarse si se puede hablar de una decisión consciente de renuncia a la vida o si estamos cayendo en el antropomorfismo (atribuir características humanas a los animales).

Morgan fuera de la piscina durante un entrenamiento. | DA
Morgan fuera de la piscina durante un entrenamiento. | DA

Según explica Javier de Miguel, profesor de biología de la Universidad Autónoma de Madrid, en el artículo de Verne, hay varios tipos de suicidios animales “entre comillas”: suicidios accidentales; por conducta antidepredatoria; por parasitismo e infecciones; por reproducción y por ambiente (tanto en la naturaleza como en cautividad).

En cuanto al caso de Morgan, Miguel Ibáñez, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y veterinario especialista en comportamiento animal, explica en la entrevista que, a pesar de que “los cuidadores ponen todo de su parte para que los animales estén bien cuidados”, vivir en cautividad es causa de problemas, tanto físicos como psicológicos. De Miguel, prosigue el reportaje de Verne, añade que tanto por esto como por su sordera, la orca podría estar “a disgusto y estresada”, pero para saberlo a ciencia cierta habría que hacer pruebas, por ejemplo, midiendo sus niveles de cortisol.

Igualmente recuerda que “los cetáceos varan en estado natural, como dice el comunicado de Loro Parque. Lo hacen por ejemplo para cazar focas o a modo de juego, lo que a su vez es un ejercicio para aprender a cazar”. Es un caso, apuntan ambos, complejo, sobre todo porque incluso aunque quedara claro que Morgan lo está pasando mal, no parece que liberar a la orca sea una solución factible.