Diario del Coach

Capacidades laborales

Tras haber consultado a casi 64.000 directores de empresas y a más de 14.000 estudiantes graduados, una encuesta realizada por PayScale revela que se detecta una importante carencia de habilidades profesionales en las personas recién licenciadas cuando comienzan a ocupar su primer puesto de trabajo. El 44% de los directivos declaró que una de las ...read more →

Tras haber consultado a casi 64.000 directores de empresas y a más de 14.000 estudiantes graduados, una encuesta realizada por PayScale revela que se detecta una importante carencia de habilidades profesionales en las personas recién licenciadas cuando comienzan a ocupar su primer puesto de trabajo. El 44% de los directivos declaró que una de las destrezas que más echan en falta es el dominio de la escritura; el 39%, la capacidad de hablar en público; el 36%, la habilidad para el manejo de programas informáticos esenciales en el desempeño de la tarea encomendada. Una de dos: o la universidad no entrena a los estudiantes en lo que realmente importa o éstos se conforman con aprobar sin prepararse por su cuenta en otras material tan importantes o más como las que conforman su currículo académico.

Los directivos también echan de menos la falta de liderazgo, la innovación a la hora de resolver problemas y la capacidad de trabajar en equipo. Todo ello coincide con lo que yo mismo observo en las sesiones de coaching que desarrollo de forma habitual con quienes tienen la responsabilidad de regir los destinos de las empresas.

No obstante, los estudiantes se muestran muy optimistas en sus opiniones al manifestar que se consideran perfectamente preparados para hacer bien el trabajo. Esto muestra una brecha entre las distintas visiones sobre la formación de los recién llegados a la empresa. El informe “Fast Company” revela que las habilidades más demandadas y más difíciles de encontrar son el pensamiento crítico, la atención al detalle y, sobre todo, las cualidades comunicativas orales y escritas. Aspectos que, por cierto, son abordables desde un proceso de coaching en busca de la excelencia personal y profesional.

Una empresa es una gigantesca red de conversaciones en la que absolutamente todo lo que se hace es comunicarnos: contrataciones, despidos, atención al cliente, pedidos, planificación… Es imposible hacer eso sin manejar perfectamente el lenguaje. Es más: dime cómo es la comunicación dentro de la organización y te diré a qué grado de calidad puede aspirar. ¿Qué no estás haciendo ya para integrar estas competencias?

www.andresbrito.com