política

Critican que Clavijo cambie en la Ley del Suelo la de Patrimonio Histórico

El grupo de la oposición exige en el Cabildo suprimir la disposición que quita poder a las instituciones insulares sobre cascos antiguos

Francisca Rivero, consejera de Podemos en el Cabildo de Tenerife. S. Méndez


Podemos
ha presentado una moción en el Cabildo de Tenerife en contra de que la Ley del Suelo modifique la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias. En concreto, el texto de la polémica reforma legislativa que se debate en el Parlamento regional, en su disposición final segunda, suprime la obligación que ahora tienen los ayuntamientos de pedir la conformidad de los cabildos en las licencias de obras que se den en cascos históricos con plan de protección vigente.

En la moción, la consejera Francisca Rivero considera “reprobable” políticamente esta modificación de la normativa de patrimonio histórico, dado que el principal impulsor de la Ley del Suelo, el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, fue alcalde y concejal de Urbanismo en La Laguna, justo en la época sobre la que la Comisión Insular de Patrimonio Histórico emitió un duro dictamen quejándose de que el Ayuntamiento se saltó este trámite en la última década.

A Rivero le llama la atención que, según información aparecida en prensa, el jurista externo que emitió un informe para defender al Consistorio lagunero ante el Cabildo en este conflicto es precisamente el catedrático de Derecho Francisco Villar, que coordinó la redacción del borrador de la Ley del Suelo por encargo del propio Clavijo.
Rivero alega que, pese al informe de Villar, la actual legislación autonómica “deja claro que la conformidad del Cabildo para poder dar licencias en conjuntos históricos es preceptiva, estén o no catalogados los edificios”. La consejera sostiene que “lo coherente” es no modificar una ley con otra, máxime cuando el Gobierno canario ya ha iniciado el trámite para cambiar la Ley de Patrimonio Histórico, que pasará a llamarse de Patrimonio Histórico y Cultural.

En la moción de Podemos se pide al pleno del Cabildo que inste al Gobierno canario y a los grupos parlamentarios (Podemos ya lo ha hecho) a suprimir de la Ley del Suelo dicha modificación de la otra ley. Además, se insta a que en la reforma de esta última ley se establezca como obligatorio un sistema de ayudas a las personas propietarias de inmuebles históricos y un fondo público permanente para la recuperación integral de cascos antiguos “y todas las fórmulas legales de cooperación público privada posibles” para conservar inmuebles que son expresión de “la identidad del pueblo canario”. Asimismo, se reclama que la futura Ley de Patrimonio Histórico y Cultural aumente los cauces de participación ciudadana decisoria, y dar agilidad administrativa sin que los cabildos pierdan esa potestad de control.

En marzo, Unid@s Se Puede denunció en La Laguna que el Ayuntamiento había autorizado tirar en la calle de Nava y Grimón un inmueble de un siglo -no catalogado, pero, para este grupo, con valor patrimonial- sin informe del Cabildo, institución donde Podemos preguntó cuál es el criterio de la Unidad Insular de Patrimonio Histórico, y la consejera del área respondió que no tiene valor. Una respuesta que no ha satisfecho a Podemos.