superconfidencial

Zapatero se corta el pene

Una noticia de Efe, fechada en Bolivia, despertó, en su día, la protesta formal de La Moncloa a la agencia oficial española de noticias

Una noticia de Efe, fechada en Bolivia, despertó, en su día, la protesta formal de La Moncloa a la agencia oficial española de noticias. El corresponsal había titulado “Zapatero se corta el pene”, noticia referida a un zapatero de ese país que, al parecer, sufrió un accidente laboral y su pene había sido dañado por una cuchilla afilada. Ninguna relación con nuestro José Luis Rodríguez, que añade el apellido materno de Zapatero porque de lo contrario podría ser también confundido con el venezolano José Luis Rodríguez, el Puma, al que los periódicos matan todos los días, publicando sus esquelas, siempre anticipadas. Porque se encuentra vivo y coleando. La noticia del zapatero boliviano la recordó el otro día la COPE, que añadió que La Moncloa se dirigió a la agencia para que matizara que el del pene cortado no era Zapatero el nuestro, sino otro de esa profesión. Por cosas como estas siempre les decía yo a los redactores de mis periódicos (en los que he desempeñado cargos de responsabilidad) que hay que tener sumo cuidado en la titulación de las noticias, sobre todo en aquellas que puedan parecer equívocas. Una vez, en el desaparecido vespertino La Tarde, titulamos aquello de fulana de tal, elegida Ramera Mayor de las Fiestas de La Orotava. Evidentemente, la encantadora dama no era ramera, sino romera, y nosotros quedamos como el culo. En mi libro El dedo de Mustafá, que ustedes no podrán leer, porque está agotado, a no ser que vayan a una biblioteca que no sea la del Puerto de la Cruz (que tiene tirados en un salón parte de mi biblioteca donada), cuento la vida de un director de periódicos. Yo creo que es una buena novela, de tinte autobiográfico, pero qué lástima que no llegara a tiempo de publicar lo del pene del remendón de Bolivia.