superconfidencial

Un tal Rubiales

Si Lopetegui hubiese fichado por el Celta de Vigo, Rubiales se la habría envainado. Pero era el Madrid y eso le produjo un ataque de cuernos

Si Lopetegui hubiese fichado por el Celta de Vigo, Rubiales se la habría envainado. Pero era el Madrid y eso le produjo un ataque de cuernos. Rubiales es el mal menor que preside la Federación Española de Fútbol, tras la etapa de Villar, duradera y con grandes éxitos y pocos fracasos. El tal Rubiales, que fue un mal jugador, es ahora un pésimo dirigente. La irresponsabilidad de destituir a Lopetegui a dos días del primer partido de España, por fichar por el Madrid sin decírselo, la va a pagar. Yo no soy muy bueno pronosticando, se lo dejo todo a los herederos del Pulpo Paul. Pero si España es apeada a las primeras de cambio del Mundial de Rusia, la culpa la tendrá Rubiales; y Julen Lopetegui se reirá, como el Perro Pulgoso, en su nuevo despacho de Valdebebas. Sobre todo, porque los jugadores querían que siguiera Julen. Y sobre todo también, porque Julen se iba a hacer cargo del Madrid -que pagaría a la FEF su cláusula de rescisión- después del campeonato de Rusia. No había problema alguno, todo lo creó el tal Rubiales, que ha entrado en la Federación como un elefante en una cacharrería. Me da que no va durar mucho en el cargo. Igual los jugadores españoles hacen una machada y se plantan en la final, pero si les soy sincero, a mí en este momento -y con esta Federación- la Selección Española me importa un huevo y parte del otro. Así, si no pasa a octavos, no voy a sufrir. Y a Lopetegui, un buen madridista y un excelente seleccionador que ha sido, le deseo los mayores éxitos en el Real Madrid. Pero es que el antimadridismo se ha desatado y hay más que los que yo creía; porque cuatro Champions en cinco años no se digieren fácilmente. Ni trece tampoco.