Economia

Fuentealta revoluciona el mercado del agua embotellada con un espectacular cambio de imagen

La marca presenta su nueva diseño, mucho más fresco y dinámico, para conectar con un consumidor joven y más informado, que da importancia no solo a lo que las marcas dicen sino a lo que éstas hacen para mejorar el mundo

Nueva imagen de Fuentealta. / Fran Pallero

Es un día importante para Fuentealta. La empresa, perteneciente al grupo Compañía de las Islas Occidentales (CIO) presentó ayer su nueva imagen, más fresca y dinámica, y con la que rompe la actual identidad de las aguas embotelladas. Tras 43 años formando parte de la sociedad canaria, la compañía ha apostado por el futuro con un diseño que proyecta positividad y movimiento acorde con el compromiso social y medioambiental de la marca. La nueva identidad de Fuentealta parte de la convicción de que con gestos sencillos del día a día podemos hacer del mundo un lugar mejor. En este sentido, Fuentealta, consciente de la necesidad de cuidar del bienestar de la comunidad y del entorno, quiere contribuir a crear y desarrollar un movimiento de conciencia colectiva. 

La presentación que tuvo lugar en el Palmetum de Santa Cruz de Tenerife contó con la participación del CEO del Grupo CIO, Francisco Javier Zamorano, y el equipo encargado de desarrollar este cambio: el director comercial de Fuentealta, José María Cortés, el experto internacional en identidad y branding, Andy Stalman, y la directora de la agencia de publicidad canaria Flecher Co, Yurena Escobar.

Por ello, el director comercial de Fuentealta explicó que “este proyecto no es solo un cambio de etiqueta, es el comienzo de una nueva apuesta de valor y de una transformación muy real. Queremos convertir el gesto de beber agua en una acción positiva que, además de cuidar la salud y a las personas, contribuye a construir un mundo mejor. Para ello hemos creado el movimiento #hazquefluya, que tiene como objetivo concienciar a la comunidad de que los pequeños detalles son los verdaderos transformadores de la sociedad. Reciclar una botella, compartir coche o practicar la reencarnación de objetos cotidianos son algunos de los gestos que integramos en nuestra propia filosofía. Con este cambio”, continuó, “la marca da un paso más para acercar sus valores a la sociedad canaria y conectar con un perfil de consumidor joven, mucho más informado y que no solo otorga importancia a lo que dicen las marcas, sino a lo que éstas hacen para mejorar el mundo”.

Imagen de la presentación de la nueva imagen de Fuentealta en el Pallmetum. / Fran Pallero

Por su lado, Francisco Javier Zamorano, explicó que “Fuentealta es una empresa familiar, con capital cien por cien canario, algo de lo que estamos muy orgullosos. Nos esforzamos por devolver a la sociedad y al entorno lo que nos da, innovando y mejorando continuamente en nuestros procesos, por eso, tras más de 40 años apostando por las Islas, nuestro espíritu emprendedor nos lleva a buscar un nuevo posicionamiento en el mercado de las aguas y trasladar esta transformación a nuestra sociedad para que también forme parte del cambio”.

Andy Stalman añadió que la campaña es una apuesta comprometida, divertida y con un fuerte foco en lo más importante, las personas, algo que no se había visto antes en el sector. “Este proyecto es transformador, logrará la diferenciación y reescribirá el presente y futuro de un agua única que forma parte de los hogares canarios desde hace más de 40 años”. De hecho, anunció que en los próximos días la marca seguirá lanzando novedades.

La transformación de Fuentealta se tangibiliza en toda su familia de productos, en un diseño de uniformes moderno, en vehículos llamativos, en un branded content original y fresco, una renovada página web con ilustraciones y diseños sorprendentes y una estrategia digital motivadora y transgresora. De esta forma, Fuentealta  quiere ofrecer “un plus” a sus consumidores más fieles, al mismo tiempo que se posiciona como nueva opción de compra para otros públicos”.

Fuentealta revoluciona el mercado del agua embotellada. | Fran Pallero

Agua de manantial

Fuentealta nace de las nieves y lluvias caídas en las cumbres del Teide y el manantial se encuentra a 1.500 metros de altitud en el municipio de Vilaflor.

Aguas de Vilaflor, S.A. (AVISA) inicia su actividad en 1975 como planta de envasado de agua. Durante el pasado ejercicio, Fuentealta alcanzó la cifra de 70 millones de litros envasados. La empresa cuenta actualmente con 86 empleados y contribuye a la generación de más de 200 empleos indirectos.

Fuentealta es desde su origen una empresa comprometida con el desarrollo social de la isla y el fomento de los hábitos de vida saludable, a través de una correcta alimentación y la práctica de deporte. Así, en 2017 aportó 30.000 litros de agua a 17 organizaciones sin ánimo de lucro que operan en la isla y también apoyó a 70 entidades deportivas con la donación de más de 130.000 litros de agua. Fiel a su compromiso con la sociedad canaria, Fuentealta ha participado en más de 26 eventos solidarios en el último ejercicio.