TENERIFE

Asociación Villa Feliz, un ejemplo de justicia y solidaridad desde Tenerife

Villa Feliz, formada por juristas tinerfeños, organiza un gran acto benéfico en Fasnia para ayudar a los niños de Samaná

Los escolares de la escuela Sección Acosta, en República Dominicana, tienen que caminar 10 kilómetros diarios para ir al colegio. DA

Las previsiones se han desbordado y el mundo de la judicatura, además de destacadas empresas de las Islas, ha respondido con creces al llamamiento realizado por la Asociación Villa Feliz, creada por un grupo de juristas tinerfeños, para ayudar a los niños de Samaná, una de las zonas más deprimidas de República Dominicana, que desde los cinco años se ven obligados a caminar hasta 10 kilómetros diarios para ir a la Escuela Primaria Sección Acosta. Durante el trayecto soportan las inclemencias del tiempo (acaba de comenzar la época de las lluvias tropicales), transitan por caminos y veredas de tierra y fango y esquivan motos, coches y camiones por carreteras sin aceras ni arcenes en las que se juegan la vida cada día. Las dificultades para el desplazamiento provocan que muchos de ellos acaben por abandonar sus estudios.

Villa Feliz se ha propuesto acabar con el peligro al que se exponen los menores y con la preocupación de sus familias, y ha organizado para mañana en el hotel Las Casas del Camino Real, en Fasnia, un almuerzo solidario, al precio de 50 euros el cubierto, que reunirá a 175 personas, la gran mayoría jueces, fiscales, abogados y notarios, aunque también participarán empresas que han colaborado con diferentes aportaciones económicas y mercancía. El objetivo es recaudar los 15.000 euros necesarios para adquirir la guagua que acabe con las caminatas durante horas de los escolares, y que se plasmará en un convenio con la Alcaldía de Sanamá, que ha acogido con gran entusiasmo el proyecto. Los alumnos, al igual que la dirección del centro, cuentan los días para ver cumplido su sueño. El encuentro, para el que no queda ni una sola invitación desde hace varias semanas, reunirá a altas personalidades de la judicatura, tanto a escala local como nacional, que no han dudado en colaborar con su presencia y sus aportaciones. El alcalde de Fasnia, Damián Pérez, cuyo Ayuntamiento ha colaborado codo con codo con la asociación, participará en la inauguración del acto solidario.

El menú, en el que se han implicado tres grandes de la cocina de las Islas como son Alberto Margallo (Restaurante San Sebastián 57), Armando Saldanha (Amorcito Corazón, El Gato Negro y Amor de mis Amores) y Severo Zamora (Brisas de Asabanos), será elaborado con productos canarios. Pero además de gastronomía, habrá tiempo para la cultura y la música, con las actuaciones musicales de Jonathan Flores, Kilian Boy, Banda Joes Band, Enrique Barrios y Ni 1 Pelo de Tonto.

obra de arte

La guinda será la subasta de un cuadro cedido por el pintor tinerfeño Celestino Mesa, un óleo sobre lienzo que plasma la labor de la vendimia a través del impresionismo lumínico, según relató el propio artista a este periódico, que valoró la obra “entre 4.000 y 6.000 euros”. También se ha habilitado una cuenta para cualquier persona que quiera realizar una aportación desinteresada en Cajasiete (IBAN ES3130 7600 0180 2561 2532 26).

El primer proyecto solidario que pone en marcha este grupo de juristas tinerfeños, volcado desde hace meses en los preparativos, se escenificará en un gran poder de convocatoria que a buen seguro se traducirá en conseguir la recaudación necesaria para lograr el objetivo que se persigue: dibujar una sonrisa en cientos de niños cada vez que van y vienen del colegio. El empeño y el denodado esfuerzo de la asociación está a punto de conseguirlo. Su tesón merece un gran aplauso.

Una asociación con vocación de ayudar a los más desfavorecidos

Villa Feliz nació como un proyecto social y humanitario sin ánimo de lucro y avalado por la contrastada profesionalidad de sus integrantes. Sus promotores son Juan Pablo Carlos Barett (presidente), el abogado Alejandro Quintana (secretario), la jueza María de los Ángeles Lorenzo Cáceres (madrina), el notario Nicolás Quintana (padrino) y Yazmina Tarife (tesorera).