SUCESOS

“Estaba llena de energía y amaba a los animales”: así era Amy, la joven desaparecida en el Puerto

Si algo caracterizaba a Amy era su amor por los animales. La joven, que trabajaba en el Loro Parque, era entrenadora de mamíferos marinos, encargada del cuidado de las orcas y apasionada de los delfines

Amy Louise Gerard. / FACEBOOK

Amy Louis Gerard era “puro amor”. Así la definen los que tuvieron la suerte de conocerla y compartir tantos momentos de la vida con la joven británica desaparecida desde hace días en el Puerto de la Cruz. Llena de energía, siempre con una sonrisa y amante de su trabajo, así se le puede ver en innumerables imágenes compartidas en las redes sociales. “Nadie podría decir algo malo de ella, era una persona que brillaba por donde iba”, la definen los suyos.

Si algo caracterizaba a Amy era su amor por los animales. La joven, que trabajaba en el Loro Parque, era entrenadora de mamíferos marinos, encargada de las orcas. Un ascenso obtenido tras años cuidando a los delfines y a los leones marinos, y ante su gran experiencia obtenida en República Dominicana, México y Francia. Y es que había estudiado para eso en Inglaterra. Era una profesional del cuidado y entrenamiento de animales, más enfocada en la parte psicológica. “Amaba a los animales con los que trabajaba, lo hacía de todo corazón, hasta dedicar su vida a ellos”, señalan para DIARIO DE AVISOS. La británica comenzó a trabajar en la Isla en 2016, y tal y como se puede observar en sus fotos, era una apasionada de las playas y paisajes canarios.

Amy, que pronto cumpliría los 29 años, era originaria de Grinsby (Lincolnshire), cuyo puerto es, junto al de Immingham, el más grande del Reino Unido por tonelaje. Ayer, su madre, su hermana y su cuñado viajaron desde allí a la Isla, para estar cerca de toda la investigación e intentar colaborar y comprender la ausencia de la joven, entienden que su desaparición no es propia de su patrón de conducta.

Muy amiga de sus amigos, Amy se encontraba celebrando el cumpleaños de una compañera de trabajo la última vez que se le vio. Disfrutaba del momento  en el pub irlandés Molly Malone con sus conocidos y su actual pareja, el alemán Dennis, con el que compartía piso y trabajo. También se sabe que Amy se divorció el pasado mes de noviembre de Ryan Docherty, con quien mantuvo una larga relación, y cuya separación no estaba siendo amistosa. La británica se conectó por última vez a WhatsApp a las 23.26 horas del pasado jueves.

Ahora, los investigadores intentan esclarecer que pasó tras aquella celebración y si, definitivamente, es el cuerpo de Amy el que fue encontrado ayer flotando a escasos metros del litoral portuense.