política

Clavijo alerta sobre la turismofobia por el encarecimiento del alquiler

El presidente regional reconoce, en un congreso sobre Turismo y Paisaje, que “en muchas ocasiones” las infraestructuras y espacios de las Islas no se han “dimensionado”

Fernando Clavijo, José Alberto Díaz y Juan Manuel Palerm, ayer en La Laguna. DA
Fernando Clavijo, José Alberto Díaz y Juan Manuel Palerm, ayer en La Laguna. DA

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, reconoció ayer que los crecientes problemas de vivienda existentes en el Archipiélago pueden tener efectos sobre el turismo al generar entre los afectados por el aumento del precio de los alquileres un sentimiento de rechazo. Así lo manifestó ayer el mandatario regional durante su intervención en la primera jornada del Congreso Internacional Paisaje, turismo y sostenibilidad: ¿invasión o recurso?, que hoy celebrará su segunda y última jornada en el antiguo Convento de Santo Domingo, en La Laguna.

En concreto, Clavijo reconoció durante la presentación del congreso que en Canarias se han cometido a lo largo de la historia “muchos impactos naturales” y que “en muchas ocasiones” las infraestructuras públicas y los espacios no se han “dimensionado” para la llegada de turistas.

Además, el presidente valoró que el turismo haya colaborado en el avance del estado de bienestar en Canarias, así como en la riqueza y el empleo, y recordó que el Ejecutivo continúa buscando un turismo “de más alto poder adquisitivo” que impacte menos en las Islas.

Fue entonces cuando Clavijo afrontó el meollo de la cuestión al expresar que “hay otros asuntos, como el alquiler vacacional. Si los canarios no tienen capacidad de pagar el alquiler con sus sueldos porque suben mucho, obviamente se genera una turismofobia, y eso debemos administrarlo adecuadamente y teniendo en cuenta que es un asunto dinámico, continuado en el tiempo”, apostilló el presidente canario.

Por su parte, el alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, destacó que para evitar esa turismofobia hay que analizar el turismo y sus incidencias, como, por ejemplo, en el aumento del alquiler en el municipio, sobre todo en el casco histórico, que está generando un desplazamiento de los estudiantes.

Asímismo, el director del Congreso, Juan Manuel Palerm, expresó su intención de que el foro no se enfoque tan solo en los posibles problemas que puedan derivarse de la actividad turística, sino también en su vínculo con el paisaje, la sostenibilidad y el desarrollo territorial.

Uno de los principales motivos para la celebración de este congreso, según Palerm, es precisamente recopilar toda la investigación realizada durante los últimos 20 años en España y en países del Mediterráneo sobre cómo afrontar el problema del turismo desde el punto de vista paisajístico.

Tesis

Además, Palerm explicó que el concepto de “invasión” en el título de estas jornadas homenajea a una tesis “pionera” que dirigió a comienzos de siglo, en la que estudiaba los criterios del Ejército a la hora de elegir asentamientos militares en un territorio. “Curiosamente, casi todos los asentamientos militares tras la Segunda Guerra Mundial se han ido convirtiendo en asentamientos turísticos. Lógico: eligen los mejores sitios, en las mejores posiciones de defensa y ataque, las mejores condiciones de recorrido, de abastecimiento, de movilidad. Es una estrategia y por tanto eso es invasión”, detalló el director de este congreso.

Por último, la consejera de Política Territorial del Gobierno de Canarias, Nieves Lady Barreto, incidió en que estas jornadas tratarán de dirimir finalmente si el turismo es antes una invasión que un recurso, y que podrá establecer medidas para que la sociedad canaria “siga produciendo turismo” y no el turismo produzca a la sociedad.

“Es necesario que el paisaje sea el nuevo paradigma”

El director del congreso sobre turismo que se celebra en La Laguna, Juan Manuel Palerm, manifestó ayer que “es necesario que el paisaje sea el nuevo paradigma en el Archipiélago para afrontar el turismo, a la par que reconoció que uno de los objetivos de estas jornadas es recopilar datos sobre sus efectos en el paisaje.