el charco hondo

Malamente (tra, tra)

Como ocurre en cualquier otro partido, en las filas socialistas, aquí, en las Islas, hay de todo un poco

Como ocurre en cualquier otro partido, en las filas socialistas, aquí, en las Islas, hay de todo un poco. Hay socialistas que trabajan mucho, y bien; y hay otros que no tanto. Hay dirigentes cualificados, pero también algún indocumentado -como en todas partes, un poco de todo-. Hay quienes desempeñan responsabilidades públicas con capacidad y esfuerzo, y también algunos que, aduladores orgánicos, se cuelan en los equipos de gobierno de puntillas, gente que entra en política porque en el mundo real les iría malamente. En las filas socialistas hay mujeres y hombres solventes. En según qué municipios hay excelentes alcaldes, buenos gestores; y, aunque sobre decirlo, son tan canarios como el que más. A ellos también les duele, y molesta, que el Gobierno de España anuncie unos presupuestos más sociales, sí, pero menos canarios. En las filas socialistas, aquí, en las Islas, hay gente a la que también toca las narices que en los ministerios lleven meses remoloneando con algunas partidas y convenios, o que en los presupuestos de 2019 las Islas no hayan quedado bien, dirigentes quemados con las urgencias parlamentarias de Sánchez o la soberbia de algún ministro. El Gobierno socialista está haciéndole la campaña electoral a Coalición, y complicándosela a sus candidatos locales, que sufren en silencio los errores de forma y fondo de los suyos de allá. Sea porque no cumplen, o porque el equipo de Ángel Víctor Torres sigue en periodo de prácticas, se ha consolidado la idea de que, en lo que a Canarias se refiere, el Gobierno socialista hace las cosas de mala gana, malamente, ese cristalito roto, yo sentí como crujía, antes de caerse al suelo, ya sabía que se rompía, malamente, eso es, así sí, malamente, tra, tra. A los socialistas canarios también les duele que Sánchez esté a lo suyo, claro que sí, y lo suyo ahora mismo no es Canarias, tampoco su partido, lo suyo, lo de Sánchez, es ir sumando semanas como presidente, aunque el precio sea dejar a todos los PSOE autonómicos a los pies del caballo del agravio con Cataluña. En las filas socialistas hay gente que pelea por estas Islas, decir lo contrario es tan incierto como injusto; pero Sánchez les ha puesto las cosas feas, torciéndoles las encuestas, con Coalición jugando a puerta vacía, zarandeándolos malamente, está parpadeando, la luz del descansillo, una voz en la escalera, alguien cruzando el pasillo, malamente, tra, tra.

TE PUEDE INTERESAR