el charco hondo

Él sí sale en Carnavales (yo no)

Mi amigo (él sí sale en carnavales, yo no) me cuenta que hace un par de días estaba almorzando, y al parecer (según él, no yo, porque yo este año tampoco salgo) pasó algo que le disparó las pulsaciones, desde que me dejaste, la ventanita del amor se me cerró, desde que me dejaste, las azucenas han perdido su color, y lo que ocurrió es que pidió una cerveza y el botellín que le trajeron era de esos que tienen la etiqueta carnavalizada. Según mi amigo (eso dice él, yo no), sintió un yo sé qué, perdón, él sabe qué, algo que le recorrió el cuerpo. En una centésima de segundo vi, perdón, vio las barras por fuera de los bares, gente disfrazada, olor a ron, canciones pisándose las letras, tengo el alma en pedazos, ya no aguanto esta pena, tanto tiempo sin verte, es como una condena. Mi amigo (yo no, porque yo este año tampoco salgo) sabe que todavía queda un mes para la cabalgata, pero me asegura que lo del botellín lo recibió como una señal, y dice (lo dice él, yo no, porque no soy de salir) que no exagera. Jura que fue así, y que pensaba que con los años se le pasaría, y no, qué va, fue ver la botella y sintió una metamorfosis. Mi amigo me jura que ese día se durmió preguntándose dónde tendría guardada la maraca de los últimos años, es tan bonito tener tu cariño, que no soy nada si no estoy contigo, y tenerte por siempre conmigo, ser tu abrigo en las noches de frío, tengo el alma en pedazos. Tengo un amigo que es así. Y yo lo entiendo porque antes era tal cual. Ya no. Ahora lo del carnaval lo veo con distancia, diría que con algo de perspectiva histórica. Será que llevo años sin salir, y eso. Ya sabes, mejor aprovechar para descansar y hacer algo de deporte, desde que me dejaste, la ventanita del amor se me cerró, antes sí lo vivía como mi amigo, pero ya no. Eso de empezar a mover la patita, o sentir la maraca en la mano cuando te traen una botella carnavalizada, en fin, me pasaba años atrás, cuando sí salía, ya no. Mi amigo sí lo vive, por eso se me dispararon las pulsaciones y me vi en la calle el viernes de cabalgata por la noche, perdón, se le dispararon las pulsaciones y se vio en la calle (mi amigo, yo no, porque yo este año tampoco salgo en carnavales).

TE PUEDE INTERESAR