el charco hondo

Si ganan ellos

Si viajas con Norwegian, allá tú; vuela con Iberia. Si compras un Nissan, tú sabrás; mejor conduce un Mazda. Si almuerzas en ese restaurante, prepárate para una mala digestión. Si te alojas en aquel hotel, te arrepentirás. Inimaginable. Impensable. En qué cabeza cabe que compañías aéreas, fabricantes de coches, restaurantes u hoteles se publiciten contando lo que pasaría si eliges a la competencia, dejando en un segundo plano lo que ofrecen para centrarse en desprestigiar a terceros. No lo ve así el PP, que ha optado por sentar en tercera fila lo que pasaría si ganan los populares, para poner el foco en qué pasará si ganan los socialistas. Si gana el PSOE, esto. Si gana el PSOE, lo otro. Si gana el PSOE, uf. Si gana el PSOE, agüita. Llama la atención. Sorprende. Desconcierta que un partido -éste o el que sea- prefiera hablar de otros. Vale en los mítines. O en entrevistas. Lo peculiar es que lo hagan de esta manera. Casado ha metido al PP en un lío. Incluso habiendo llovido lo que ha llovido en los juzgados, mucha gente tiene al PP como un partido de gestión, fiable en ese terreno. Sin embargo, Casado optó meses atrás por dejar eso para otra ocasión (puede que en su afán de esconder la etapa de Rajoy, un tiempo más técnico que ideológico), volcándose en lo que este PP cataloga como las esencias. Y ahí, en fin, en ese jardín Vox siempre los adelantará por la derecha, y sin despeinarse, sobrados, a puerta vacía, embarcados en lo que diga el PP y dos, tres, cuatro y cinco huevos duros. El lío en que los ha metido Casado -error que las encuestas están confirmándole- tiene mucho que ver con el pecado de cambiar gestión por esencias. No le falta razón a Fernando Vallespín cuando concluye que Casado ha alimentado una pregunta endiablada a oídos de su electorado habitual. ¿Cuál es ahora el hecho diferenciador del PP?, ¿por qué habría que votar al PP y no a su vecino teológico-político?, se pregunta Vallespín; y remata con una sentencia tremenda: el problema de Casado no son las fake news, son las no news; no es que los medios se inventen cosas que no dice, es que no dice cosas. No es fácil ubicar a este PP. Desconcierta, y puede que así se explique que su discurso -su no discurso- haya acabado en esa extravagancia, Si gana el PSOE.

TE PUEDE INTERESAR