lÍderes

“Más allá de las ideologías, en las próximas elecciones nos estamos jugando un modelo de país”

Candidato al senado por el Partido Popular en Tenerife
Antonio Alarcó, en DIARIO DE AVISOS| SERGIO MÉNDEZ
Antonio Alarcó, en DIARIO DE AVISOS| SERGIO MÉNDEZ
Antonio Alarcó, en DIARIO DE AVISOS| SERGIO MÉNDEZ

-Lo primero es lo primero. ¿Se va a presentar a las próximas elecciones?
“Me voy a presentar porque me han elegido otra vez los órganos colegiados de mi partido para ser el candidato número uno para el Senado por el Partido Popular, de lo cual me siento profundamente orgulloso”.

-¿Cómo lleva el cargo público a la vez que su actividad sanitaria?
“Si lo pasara mal, no lo haría. Es maravilloso poder dedicarse a la ciudadanía, al activismo humanista como senador, siendo cirujano y profesor. Me encanta enseñar, y a la vez la ciudadanía y mi partido me permiten estar en el Senado, justo en un momento político como este”.

-¿Me explica otra vez cómo se las ingenia para ser un senador activo con el Ayuntamiento de La Laguna y su trabajo en los quirófanos?
“Soy catedrático, y es incompatible. Pedí una licencia especial para seguir operando y el mismo día ya solicité que quería seguir trabajando sin cobrar. Hago menos, pero sigo operando”.

-Ya lleva unos cuantos trasplantes.
“116. Una maravilla”.

-¿Recuerda el primero?
“El 22 de mayo de 2002. No solamente me acuerdo, es que soy amigo personal del trasplantado. Era un protésico dental que nunca había comido un plátano porque era diabético tipo uno, que sus padres vivían para él y trabajaba 14 horas y no podía. Insulinodependiente. Fue con la añorada Milagros Meneses. Ahora esta persona es un líder, como son todos los trasplantados. Es una satisfacción como parte del equipo con el que opero”.

-¿Y cómo compatibiliza eso con la política?
“Hago lo mismo. Hago política como opero, sin impostura. La cirugía, la política y el periodismo es igual. Hay que tener mucha vocación, hay que tener mucha ética y, si te equivocas, dañas a la ciudadanía”.

-¿De qué está más orgulloso en su actividad política?
“De dedicarme a los demás”.

-¿Algo en particular?
“La aprobación, por unanimidad, de la Estrategia Nacional de Medicina Personalizada y Genoma Humano. Creo que es uno de los logros más importantes que se han hecho en este país, y lo digo con pleno convencimiento por la trascendencia que tiene, tanto desde la perspectiva política como social”.

-¿Me explica por qué es tan importante de forma sencilla?
“Hasta ahora tenías un carné de identidad para saber quién eres tú, pero ahora tenemos el genoma. Son 23 pares de cromosomas. Eso es lo que somos todos. Es un cambio de paradigma radical, y de ahí ha nacido el big data, tan famoso. Tu genoma es tu carné de identidad, y cuesta 100 euros conocerlo, pero otra cosa es guardarlo porque hacen falta cinco cedés. El problema del genoma es el almacenamiento, la supercomputación”.

-¿Qué me dice del Orkambi, un medicamento para tratar la fibrosis quística sobre el que DIARIO DE AVISOS ha liderado la defensa de su inclusión en la sanidad pública?
“Una cosa no quita la otra. En mi faceta como político, y como uno de los logros más destacados que he logrado en el Senado y de los que más orgulloso me siento, está por supuesto ser el impulsor de que los enfermos de fibrosis quística tengan acceso gratuito al tratamiento del Orkambi. Una iniciativa de la que se beneficiarán miles de ciudadanos y sus familiares, que muchos criticaron en los pasillos, pero que ante la opinión pública apoyaron. Incluso ahora los más críticos, el PSOE de Sánchez, se han querido erigir como artífices de una iniciativa que nació en Tenerife. Únicamente espero que el PSOE se ponga las pilas de una vez y trabaje en serio, y deje sus efectos especiales electoralistas para otro momento. Con la Sanidad no se puede ni se debe hacer política, y sí política sanitaria que llegue a los ciudadanos”.

-¿Por qué el Orkambi?
“El Orkambi es el medicamento más efectivo conocido para tratar la fibrosis quística, y los ciudadanos deben tener acceso porque mejora notablemente su calidad de vida y la de sus familiares. Son miles de afectados que reclamaban soluciones, como usted bien sabe, y así lo reflejó su periódico”.

-¿Hacia dónde va la sanidad pública?
“Estamos inmersos en cambios sustanciales en el paradigma de la sanidad pública en España. Como profesional y como político me siento orgulloso del trabajo realizado con el Orkambi y con la Ponencia de Estudio sobre Genómica. Es un honor haber participado, como coordinador de la ponencia, en lo que será la medicina del futuro; la medicina de precisión. Pronto hablaremos de tratamientos más eficaces y, por tanto, de una reducción de la mortalidad. Con eso me quedo”.

-¿Cómo afecta el adelanto de las elecciones generales, tanto a las mismas como a los comicios locales ?
“Un cambio de paradigma político, ha cambiado todo. Creo que Iván Redondo [asesor directo del presidente Pedro Sánchez (PSOE) que trabajó durante años para el PP], al que conozco personalmente porque coincidíamos en las tertulias, es un estratega, y ha calculado la fecha que más beneficia a Pedro Sánchez, no digo al PSOE, sino a Sánchez. Casi no habrá más campaña electoral que la del Gobierno, porque por en medio está la Semana Santa. Hoy mismo [el viernes pasado para el lector] ha aprobado 31.000 plazas públicas, aunque no se sepa cómo se van a financiar. Ya vera que hasta el Vienes Santo vamos a tener otro viernes social, pero los partidos normales no vamos a poder hacer propaganda, o muy poca, porque la gente no lo va a escuchar porque estará en la playa o en la procesión. Está pensado, por Iván Redondo y no por Pedro Sánchez, porque no tiene esa capacidad, para crear una oportunidad de que, si gana, influya en las elecciones locales”.

-¿Pero de qué manera?
“Pase lo que pase, no habrá un Gobierno cuando se celebren las locales, pero tendrá un efecto determinante. Además, es la primera vez que ocurre en la democracia que las generales influyen en las locales, y no al revés. Si bien recuerdo, solo una vez no ganó las generales quien había ganado las locales el año anterior”.

-¿Cómo ve la dispersión del voto en el centro derecha que se prevé para las próximas elecciones, porque si no tenían poco en el Partido Popular con Ciudadanos ahora está Vox?
“Lo veo como un problema, es verdad, hay que reconocerlo. Hay que tener conciencia de que lo que nos estamos jugando en estas elecciones no es una ideología, sino un modelo de país que puede ser definitivo. Dependiendo del que gane. No es un problema ideológico, insisto, sino de modelo de país”.

-¿A qué modelos se refiere?
“Espero y sugiero que el centro derecha gane porque tiene un modelo de país que, guste o no como colectivo, es claro: constitucionalista, con ningún pacto con independentistas y que defenderá siempre que la soberanía nacional está en el pueblo, en cada ciudadano y no en el territorio. Y que para cambiar la Constitución hace falta ganar unas elecciones, disolver las Cortes y hacer un referéndum entre todos los españoles.Hay gente en España que, tristemente hoy, lo está dudando, como, por ejemplo, el sanchismo. Es el sanchismo, que no todo el socialismo, lo que está poniendo en juego en este país, de una forma humillante e irresponsable a mi forma de ver, la soberanía nacional”.

-¿Qué valoración hace de las últimas noticias sobre corrupción relacionadas con Coalición Canaria, y cómo pueden afectar a las próximas elecciones dada la gravedad de las mismas
“Le doy mi opinión como miembro del Partido Popular: la corrupción me asquea, y en democracia quien lo haga que lo pague. Ahora bien, presunción de inocencia siempre, y no mezclemos los tres tiempos que hay en la vida: el político, el periodístico y el jurídico. Nunca coinciden, y hacerlos coincidir crea injusticia. En cuanto a cómo pueden afectar a las elecciones, hay que tener en cuenta que somos un pueblo judeocristiano. Si fuéramos luteranos, sin duda alguna, pero siendo maravillosamente latinos, más creativos que los anglosajones, no está tan claro. Dicho lo cual, sin duda crea un ambiente muy feo, pero también le digo que no hay actividad más noble para el ser humano que dedicarse a la política. Ni siquiera la medicina. Eso sí, hay que dedicarse de verdad. Si no fuera así, yo no estaría en política. Valoro la familia, la amistad, que no se puede comprar, y a mis pacientes. Para mí eso es dedicarse a los demás, y estos temas de corrupción destruyen algo tan noble como eso”.

-¿Entiende que pueda pasar en Canarias algo similar a lo sucedido en las elecciones andaluzas, con el final de una etapa tan larga en el poder o la irrupción de Vox en las instituciones?
“Puede ser, pero lo que ocurrirá es lo que decidan los ciudadanos, como decidirán quién va a gobernar en España. Yo propongo que gane el sentido común y apostemos por un modelo de país claro”.

TE PUEDE INTERESAR