maldito parné

Programas económicos sin concreción

Una de las cosas que más me gustan cuando se convocan unas elecciones, sean generales o autonómicas, es analizar los programas económicos de los partidos políticos, aunque sea solamente para reafirmarme en lo que espero: cero concreción. Es evidente que unas medidas me pueden parecer más interesantes que otras, pero es innegable que no aclaran nada si no van acompañadas de una explicación de cómo se van a pagar. Se habla de bajadas de impuestos, que está muy bien; o de subidas, que es peor. De concesiones, como renta básica, becas universitarias o dentistas gratis, sin decir lo más importante, cómo se van a pagar. Y, precisamente, el hecho de que ninguna formación política concrete las medidas que propone, lo que hace es que la incertidumbre crezca y la credibilidad quede reducida a mínimos. La semana pasada entrevisté al presidente de Renta 4 en España, Juan Carlos Ureta, y echó en falta una Administración probusiness, es decir, más diligente con quien, en definitiva, genera empleo y riqueza. La incertidumbre es la peor compañía para cualquier inversión y en España, y, consecuentemente, en Canarias, llevamos más de dos años ahogados en una incertidumbre permanente. Esperando la llegada del viernes, no para descansar el fin de semana, sino para informarnos de la novedad de turno del Gobierno. Si yo fuera empresaria, tendría muchas dudas sobre lo que va a hacer el futuro Gobierno con mi dinero. Bueno, menos crujirme a impuestos. Eso lo tendría claro.

TE PUEDE INTERESAR