superconfidencial

La piorrea

En este mundo de locos en que han convertido a España, Errejón y Carmena se han intercambiado la piorrea y que todo sea por Madrid. Pero es que además de locos, este es un mundo de ciegos, donde la izquierdona ha encontrado su caldo de cultivo, frente a una derecha, desunida, idiota y zafia. Este es el panorama. Errejón y Carmela han hecho como los líderes del Kremlin, besarse en la boca, no sé si con el legendario tornillo o sólo como en las viejas películas del Oeste, en las que la lengua sólo se sacaba para insultar al malo y llamarlo cobarde, tipo Chiquito de la Calzada. Ha sido viral la romántica estampa del infanticidio de Carmena, que debería tener más cuidado con la juventud porque ahora eso está muy penado y, la verdad, no creo que Errejón haya cumplido los dieciocho, sino los quince, como la canción del Dúo Dinámico. El besazo en los morros de los amantes pasajeros de Madrid ha caído como una bomba en las redes, que son la madre de todas las batallas. Y, como se dice ahora, se ha hecho viral. Pero esas caries pueden ser muy peligrosas en política, porque se pegan rápido, aunque muchas veces duren poco. El bueno de Errejón hasta cerró los ojos, como si hubiera visto los cielos abiertos, y la abuelita atómica se le abalanzó como diciendo, “esta es la mía y el infante de Madrid no se me escapa”. Ahora que Errejón se nos había enamorado viene Carmena y le estropea el plan, en modo señora Robinson, la de El Graduado. Bueno, qué se le va a hacer, han dicho siempre los que saben que el amor no conoce fronteras y cualquier sacrificio es bueno si se hace… pongamos que sea por Madrid.

TE PUEDE INTERESAR