El charco hondo

XL

Escribí el miércoles, 22 de mayo, que aquí, en las Islas, después de la noche electoral el escenario político se mantendría abierto mientras no se despejara la X de la ecuación. Cuatro días antes del 26M apunté que la X de la operación iba a ser Ciudadanos, porque Cs abriría o cerraría la puerta a […]

Escribí el miércoles, 22 de mayo, que aquí, en las Islas, después de la noche electoral el escenario político se mantendría abierto mientras no se despejara la X de la ecuación. Cuatro días antes del 26M apunté que la X de la operación iba a ser Ciudadanos, porque Cs abriría o cerraría la puerta a una u otra mayoría parlamentaria y, a partir de ahí, a otras tantas. Y sí, la X era (es) Ciudadanos. También pregunté, ¿qué hará Ciudadanos? Hoy, cuarenta y ocho horas después de la jornada electoral, todas las ecuaciones pasan por la respuesta a esa pregunta, todo depende de cómo se despeje finalmente esa X. Al tablero parlamentario solo le queda saber qué hará Casimiro Curbelo y, acto seguido, que decidirá Ciudadanos si le toca romper el empate a treinta y cuatro de los dos bloques preestablecidos -de una parte, PSOE, Podemos y NC, y de otra CC, PP y Agrupación Socialista Gomera-. Si esto se mantiene así, el empate a treinta y cuatro dejará en manos de Ciudadanos la decisión de facilitar o cortar el paso a según que mayoría. En principio, Curbelo se alineará con CC y PP; pero, ¿y si no? Parece que no estará en la suma del PSOE; pero, ¿y si sí? Si Ciudadanos es la X, Curbelo es la XL. Si Curbelo es la llave, Ciudadanos es la copia de la llave, por si se pierde la original. Cosa diferente es el ámbito insular y municipal. Ciudadanos es llave maestra en el Cabildo de Tenerife y en el Ayuntamiento de Santa Cruz. Se dijo, tenía toda la pinta de que serían la X de esa ecuación. Hay otras hipótesis ¿Qué hay de viable en la posibilidad de un acuerdo PSOE-PP? Algunos dirigentes de uno y otro partido creen en las ventajas de apostar por esa fórmula, pero la guerra civil que protagonizarán Sánchez y Casado les cierra el paso. ¿Y el plan B, un pacto PSOE-CC? Al Ibex canario le resulta atractivo, no resulta fácil descartarlo, pero solo si el empate a treinta y cuatro no sale del atasco, o en su caso si CC acaba siendo imprescindible para Sánchez en el Congreso de los Diputados. Solo en este último supuesto decaería Ciudadanos como X de la ecuación. Así se explica que PSOE y Coalición estén moviendo cielo y tierra para convencer a Ciudadanos de que despejen la X a favor y no en contra. En el Parlamento Ciudadanos es la X, pero Curbelo es la XL. En el Cabildo de Tenerife y Santa Cruz Ciudadanos es X, XL y llave maestra.