política

Clavijo sopesó dar un paso a un lado para evitar el veto de Cs y acercar la opción de centroderecha

Este movimiento a la desesperada de los nacionalistas intentó desbloquear el posible pacto de centroderecha en las Islas
Fernando Clavijo dialoga con Pablo Rodríguez en el Parlamento de Canarias. Fran Pallero
Fernando Clavijo dialoga con Pablo Rodríguez en el Parlamento de Canarias. Fran Pallero
Fernando Clavijo dialoga con Pablo Rodríguez en el Parlamento de Canarias. Fran Pallero

El presidente del Gobierno de Canarias en funciones y candidato de Coalición Canaria (CC) a la Presidencia, Fernando Clavijo, estuvo dispuesto a dar un paso al costado para desbloquear el pacto de centroderecha en el Ejecutivo autonómico. Esta decisión estuvo provocada por la reunión en Madrid entre el secretario general de CC, José Miguel Barragán, y el propio Clavijo con el número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, formación política que veta a Clavijo por su imputación en el caso Grúas.

Este movimiento a la desesperada de los nacionalistas intentó desbloquear el posible pacto de centroderecha en las Islas, ya que con el acercamiento al Partido Popular (PP), formación que consiguió el pasado 26-M 11 diputados, y CC (20 votos) sumaban 31. A partir de ahí, necesitaban los 2 diputados de Cs y el apoyo de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) de Casimiro Curbelo, que logró tres escaños.

El veto de Cs -pese al inicial alejamiento de Nueva Canarias (NC), obtuvo cinco diputados, tras la consecución de los pactos locales, sobre todo, por los escollos entre PSOE y NC en Telde y Santa Lucía de Tirajana- y la reedición del acuerdo en el Cabildo de Gran Canaria entre socialistas y nacionalistas de izquierdas ha provocado que el pacto de progreso en el Gobierno de Canarias vuelva a ser factible. De ahí que estos movimientos hayan desencadenado la maniobra obligada de Clavijo de ceder ante las líneas rojas de la formación de Albert Rivera: “No pactamos con imputados”.

 

TE PUEDE INTERESAR