política

Espino se niega a rectificar y Zambudio sigue adelante con la querella criminal

La, desde ayer, primera teniente de alcaldesa de la capital, insiste en que puede probar que no ha infringido las directrices de Cs
Matilde Zambudio está convencida de poder probar que ha actuado con el beneplácito de su partido. Sergio Méndez
Matilde Zambudio está convencida de poder probar que ha actuado con el beneplácito de su partido. Sergio Méndez
Matilde Zambudio está convencida de poder probar que ha actuado con el beneplácito de su partido. Sergio Méndez

“Si mañana volviera a votar haría exactamente lo mismo; bueno, no, antes enseñaría mi voto al público y luego votaría”. Así de contundente se mostró ayer, la concejal de Cs en el Ayuntamiento de Santa Cruz, Matilde Zambudio. La, desde ayer, primera teniente de alcaldesa de Santa Cruz se reafirmaba así en la decisión tomada el pasado sábado de apoyar a la socialista Patricia Hernández para hacerse con la Alcaldía capitalina. Un voto, el suyo y el de su compañero, Juan Ramón Lazcano, nuevo concejal de Urbanismo, que les ha costado el anuncio de un expediente de expulsión (ayer aún no se les había comunicado) del partido naranja y graves acusaciones de la responsable de Comunicación y candidata a la presidencia regional de Cs, Vidina Espino, de haber vendido sus votos, usando el término “tamayazo”. Precisamente, esta última afirmación llevó a Zambudio a advertir a Espino de que, si no rectificaba, presentaría una querella criminal contra ella. Una denuncia a la que, según ha podido saber DIARIO DE AVISOS, podría sumarse Juan Amigó, coordinador de Acción Política de Cs, al que Espino acusó de ser el instigador del supuesto “tamayazo”.

Ayer, Espino, tanto en declaraciones a Cope Tenerife como a TVE, se ratificó en sus acusaciones, afirmando que ambos concejales dieron su voto a cambio de un cargo en el Ayuntamiento. Por su parte, Zambudio, en declaraciones recogidas por TVE, se ratificó en su advertencia, señalando que ya se encontraba redactando la querella y defendiendo, una vez más, que no ha incumplido las directrices del partido, tal y como la acusaron Espino y la secretaria de Acción Institucional de Cs en Canarias, Teresa Berástegui. Las responsables del comité de pactos de Cs, afirmaron el sábado que habían dado orden a los ediles de Santa Cruz de votarses a sí mismos o hacerlo en blanco.

Zambudio asegura que tiene pruebas de contar con el beneplácito de Madrid para votar libremente, una afirmación que, ayer, recibió un apoyo inesperado, el de Guillermo Díaz Guerra. El portavoz del PP en Santa Cruz, reconoció en los micrófonos de Cope Tenerife que tanto Zambudio como Berástegui le comunicaron que “tenían el permiso de la dirección nacional de Ciudadanos” para pactar con PSOE y Podemos.

La alcaldesa, Patricia Hernández, también salió en en defensa de los concejales de Cs, señalando que Espino “tendrá que retractarse o aportar las pruebas suficientes” pues se habla de “cosas muy serias”.

TE PUEDE INTERESAR