entrevista

Matías Alonso: “Le debo mucho al programa de ‘En clave de Ja'”

Matías Alonso es el gran invitado del programa 'Ríete tú', producido por ReportLine Producción Audiovisual, que amenizará la noche televisiva en el Archipiélago a partir de las 22.30 horas en Televisión Canaria

Matías Alonso. | JCP

Matías Alonso comenzó en el espectáculo desde muy pequeño, aunque rodeado de pupitres y compañeros de clase. Poco a poco, con empeño y generosidad, ha logrado hacerse un hueco en el mundo del humor canario como uno de los mejores imitadores de las islas. Esta noche es el gran invitado del programa Ríete tú, producido por ReportLine Producción Audiovisual, que amenizará la noche televisiva en el Archipiélago a partir de las 22.30 horas en Televisión Canaria.

-¿Cómo se metió en este mundo del espectáculo?

“Empecé de boberías imitando a los profesores en clase y veía que a los compañeros le gustaban. Era una forma de hacer amistades en el colegio y en el instituto. Después empecé a imitar a los actores de las telenovelas, como Cristal, y a gente más famosa de la televisión y la radio. Eso fue con 17 años. Y mira, quién me iba a decir a mí que años más tarde se iba a convertir en mi modo de vida”.

-¿Recuerda cuál fue su primera actuación?

“Oficialmente fue en la gala de Miss Las Palmas de 1992, aunque la primera vez que me dieron algo por actuar fue en el kiosko de un amigo. Recuerdo que el dueño, como hice reír a todo el mundo con imitaciones de Carmen Sevilla, Carrascal o Jesús Puente, me invitó a una Coca-Cola. Ahí fue cuando dije yo, como en Casablanca, ‘esto puede ser el comienzo de una bonita amistad’. Y a partir de ahí fueron ofreciéndome cosas. Y sí, mi primera actuación con un público desconocido, ya con un espectáculo elaborado, fue la gala de Miss Las Palmas. Ahí conocí a Manolo Vieira y me dijo que pasara por su sala La Chistera, en Las Palmas de Gran Canaria. Estuve yendo un tiempo en el que él paraba su actuación y me presentaba a mí, me daba diez minutitos, y ahí seguí y seguí”.

-Menudo padrino…

“Sí, Manolo es una persona muy generosa. No solo conmigo sino con todos los que han seguido viniendo. Calero o Kike Pérez. Manolo ha sido muy generoso con todos”.

-¿Cuáles son sus imitaciones favoritas?

“Tengo un personaje que me encanta porque encima me encanta él como persona, y es el rey Juan Carlos. Me gusta Pepe Dámaso. De hecho con Juan Luis Calero tengo una anécdota. Él imita excepcionalmente a Lorenzo Olarte y los dos solemos mandarnos audios por WhatsApp imitándolos. Nos divertimos mucho”.

-¿Y la imitación que se le ha resistido?

“La de José Luis Coll, de Tip y Coll. Fui de invitado al programa Hablando se entiende la gente, en Telecinco, e intenté imitarle porque me encantaba el dúo. Y nunca me llegó a salir”.

-¿Cómo vivió ese momento de entrar en un programa tan mítico como En clave de Ja?

“Pues lo asumo con mucha responsabilidad porque me habían llamado del programa más visto de la cadena. Yo fui de invitado una semana y me preguntaron si podía repetir la semana siguiente. Coincidió con el embarazo de Nieves Bravo y el director me dijo si podía estar todo el tiempo que ella estuviera de baja por maternidad. Y pensaba que cuando regresara me iba a ir, pero no, me pidieron que me quedara, que no me podían dejar ir. El gran acontecimiento para mí es el nacimiento del personaje de Ginés, que hace que el público ya te reconozca por todos lados. Ya son once años en el programa y le debo mucho. Todo lo que he hecho estos años es gracias a él”.

-¿Cómo lleva la fama? ¿Le paran por la calle?

“Sí, me paran, pero no es solo eso, sino que la gente te llaman por tu nombre, otros dicen ‘mira, el de Chona’ y otros directamente me llaman Ginés. Me pasó una anécdota en Lanzarote con Ginés Cedrés, el cantante de Los Coquillos. Los dos caminando por la calle y alguien gritó ‘¡adiós Ginés!’ y los dos nos giramos. La gente es muy cariñosa y respetuosa, y también nos dicen por las redes sociales que nosotros somos como una cura de risoterapia. Que se les olvidan los problemas que tienen. Y no solo gente de Canarias, de todas partes del mundo, y como diría el rey (imita a Juan Carlos): Estoy lleno de orgullo y satisfacción”.