política

PP y Cs ya cocinan la censura en el Cabildo de Tenerife con el PSOE

Pese a algunas voces de la formación naranja que disuaden en las Islas sobre la idea de desalojar a CC, las direcciones nacionales de populares y centristas asumen el control directo de la negociación
A la izquierda, el presidente del PP en las Islas, Asier Antona. A la derecha, el futuro presidente del Cabildo de Tenerife, si prospera la censura, Pedro Martín (PSOE). DA
A la izquierda, el presidente del PP en las Islas, Asier Antona. A la derecha, el futuro presidente del Cabildo de Tenerife, si prospera la censura, Pedro Martín (PSOE). DA
A la izquierda, el presidente del PP en las Islas, Asier Antona. A la derecha, el futuro presidente del Cabildo de Tenerife, si prospera la censura, Pedro Martín (PSOE). DA

Tras 48 horas de la apertura de la X Legislatura en el Parlamento de Canarias, toda la atención política está centrada ahora en las posibles mociones de censura que sobrevuelan los cabildos de Tenerife y La Palma, los dos únicos bastiones de calado político que ostenta Coalición Canaria (CC) tras su debacle en virtud de los pactos después de las elecciones del pasado 26-M. Carlos Alonso y Nieves Lady Barreto, que presiden ambas instituciones marcados por una interinidad desesperante, ya temen que su reinado puede durar tan solo días, cuando no horas.

En las sedes centrales de Ciudadanos (Cs) y Partido Popular (PP) ya figura como prioridad política canaria sobre la mesa el asalto al Gobierno insular de Tenerife en compañía del PSOE. Pese a ello, algunas voces de Cs en las Islas se obstinan en desautorizar toda posible censura a CC en el Cabildo tinerfeño, cual celosos custodios del partido nacionalista. Del mismo modo que tanto centristas como populares no veían en Madrid con buenos ojos ser compañeros de viaje de los socialistas en un pacto regional, ahora fuentes nacionales de ambas formaciones coincidieron en señalar a este periódico que se impone la alternancia en el cabildo tinerfeño, con un presupuesto de más de 1.000 millones de euros (superior al de Gran Canaria, que apenas supera los 900 millones), bajo la convicción de que durante los últimos 32 años CC “ha tejido una gran red clientelar”. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, y su homólogo en Ciudadanos, José Manuel Villegas, ya hablan del tema y tienen previsto continuar haciéndolo esta semana para tratar de cerrar un acuerdo conjunto con el PSOE, que se materialice en la citada moción de censura. Ésta no se presentaría antes de los primeros días de la próxima semana.

Lo que tienen claro populares y naranjas es que irán juntos o no irán. Los dirigentes nacionales de ambas formaciones cerrarán personalmente el acuerdo final. Esta negociación coge a PP y Cs en medio de una batalla interna tras las elecciones, que encendió todas las alarmas al detectarse brotes de conspiración que los líderes nacionales han decidido cortar por lo sano. En Ciudadanos, constituyendo una gestora, en principio, biprovincial, que supone suspender todos los cargos orgánicos vigentes, y en el PP dando por cerrada la crisis tras la Junta Directiva regional del pasado martes, de la que Asier Antona salió respaldado por los presidentes insulares. En el feudo palmero del propio Antona se cuece la censura del PP con el PSOE, que daría el Cabildo a los primeros y la Alcaldía capitalina a los segundos.

Tras la sesión parlamentaria que descorchó la X Legislatura, los cuatros partidos del pacto de progreso dibujaron ayer el próximo Gobierno presidido por el socialista, Ángel Víctor Torres, que tendrá como vicepresidente a Román Rodríguez (NC), que aspira a la cartera de Hacienda.

TE PUEDE INTERESAR