Economía

Preocupación del sector hotelero por la caída del turismo en las Islas

La patronal Ashotel propone que Canarias sea un destino sostenible y para ello prepara la construcción de una planta fotovoltaica en Tenerife que rebaje la huella de carbono

Jorge Marichal, presidente de Ashotel, acompañado de los vicepresidentes de zona durante su intervención ayer en el encuentro anual de la patronal con los medios de comunicación. DA
Jorge Marichal, presidente de Ashotel, acompañado de los vicepresidentes de zona durante su intervención ayer en el encuentro anual de la patronal con los medios de comunicación. DA

Los hoteleros de Tenerife (Ashotel) y la Alianza para la excelencia turística (Exceltur) mostraron ayer su preocupación por la caída del turismo que ya se empieza a apreciar en Canarias, especialmente en las islas orientales y de mercados procedentes de Alemania o Países Nórdicos. “O se empiezan a tomar medidas reales o lo vamos a pasar muy mal”, dijo ayer el presidente de la patronal tinerfeña, Jorge Marichal durante el encuentro anual con los medios de comunicación.

En la misma línea se pronunció Exceltur que, durante la presentación de su barómetro de la rentabilidad y del empleo de los cien principales destinos turísticos españoles resaltó el buen comportamiento de los destinos urbanos y la caída de los vacacionales, un retroceso que afirma se nota muy especialmente en los destinos más dependientes de la demanda extranjera turoperizada, sobre todo Canarias.

Marichal destacó que la única forma de poder revertir esta situación es apostando por la sostenibilidad tanto del destino como de las infraestructuras hoteleras. “Ser el primer destino que pueda certificar que sus hoteles solo consumen energías limpias tendría mucha más penetración que cualquier campaña de márketing”, aseguró. “Es la última oportunidad para coger el tren que permita que el turismo siga siendo el motor económico del Archipiélago”.

Por este motivo, Marichal aprovechó el encuentro para anunciar que la patronal trabaja ya en el proyecto (solo queda elegir el lugar) para la construcción de una planta fotovoltaica en Tenerife que abastezca de energías limpias al mayor número posible de establecimientos hoteleros para ir sustituyendo progresivamente “nuestra dependencia de la energía fósil y reducir nuestra huella de carbono”.

La preocupación por la sostenibilidad es uno de los factores que empieza a contar entre los visitantes, sobre todo los de los países nórdicos, “muy sensibilizados con los efectos de las actividades humanas en el medio ambiente”. La idea de los hoteleros es formar una UTE (unión temporal de empresas) para construir una planta fotovoltaica en un suelo industrial o agrícola autorizado de unos 200.000 metros cuadrados que produzca el equivalente al consumo de los socios. Los hoteles de Tenerife consumen unos 50 megavatios y la producción de la planta fotovoltaica se distribuiría directamente a los establecimientos, dependiendo de la distancia, o se vertería en la red y se compensaría, detalles que están por cerrar.

“La instalación de una planta fotovoltaica externa es mejor alternativa que ocupar las azoteas y terrazas de los hoteles con paneles para que cada establecimiento contribuya a su autoconsumo, pues esas áreas están entre las más valiosas para otras actividades de ocio”, explicó Marichal, quien informó de que que han pedido ayuda al Gobierno de Canarias para desarrollar su proyecto. “La sostenibilidad es una ola que va a poner a cada uno en su sitio, y como destino turístico tenemos que adelantarnos” a las demandas de los clientes, sostuvo.

“Que los visitantes sepan que su huella de carbono está compensada es muy importante y así se les va a acreditar cuando se alojen en los hoteles de Tenerife, que será el primer destino que garantice que la energía consumida tiene origen verde y local”.

Pero la sostenibilidad del destino no consiste solo en el consumo de energía, sino también en garantizar que las aguas residuales no se vierten al mar. Los empresarios también reclaman a los ayuntamientos que rebajen la tasas de alcantarillado y recogida de basuras en función de la reutilización que se consiga del agua o del volumen de residuos, lo cual favorece el reciclaje, el tratamiento y la reutilización.

Alquiler vacacional

Según los datos de Ashotel, el buen momento turístico de los últimos años en Canarias ha llevado a que el empleo en hoteles y apartamentos turísticos haya pasado de unos 56.000 en 2015 a 68.000 en el primer trimestre de 2019, un crecimiento del 21,1%.

Sin embargo, alertó de que la proliferación desregulada del alquiler de viviendas vacacionales puede ser una “amenaza” para el empleo y para la economía de las Islas. “Ya no se trata de un problema de competencia hacia nosotros”, declaró, “se trata de un problema social por el encarecimiento de las rentas para los trabajadores, que cada vez tienen que buscar vivienda más lejos de sus centros de trabajo”. Estos desplazamientos, señaló, “contribuyen al colapso de las carreteras en el sur de Tenerife, que a su vez repercuten en la experiencia turística de los visitantes y en la degradación del destino”.

Marichal pidió, en este sentido, una regulación específica porque, advirtió, “nos podemos encontrar con un problema grave de empleo, sobre todo en los apartamentos turísticos” y preguntó: ¿Por qué un empresario que tiene apartamentos turísticos de 80 camas no puede, en su derecho, pedir un papel en el Cabildo y echar a todos los empleados a la calle y subcontratar una empresa de limpieza y convertirse en alquiler vacacional? Ahora mismo podría”, declaró. “Espero que no ocurra, pero nos podemos ver con muchos empleos en la calle”.

Precisamente, ayer la Asociación Canaria de Alquiler Vacacional (Ascav) denunciaba que el Cabildo de Tenerife, a escasos días de su formación, ha lanzado una ofensiva para sacar del registro general turístico al mayor número posible de viviendas vacacionales. Y es que, según denuncia Ascav, el Cabildo está enviando cartas a los propietarios de todas las viviendas vacacionales inscritas desde el año 2015 requiriendo una clasificación, “que por supuesto, es incumplible en un plazo de apenas 10 días ya que: gran parte de los Ayuntamientos no tienen protocolo de clasificación de actividad para la vivienda vacacional y aunque los propietarios soliciten la inscripción o el protocolo, las respuestas municipales son tan dispares como inciertas”.

En estos momentos, según avanzó ayer la patronal hotelera, en Tenerife hay 12.696 viviendas ofertadas, pero solo hay registradas 4.464, esto significa que sólo están inscritas el 35% de las viviendas. El otro 65% no aparece, aunque sí se oferta. “Creo que sabemos lo que ocurre”, declaró el gerente de la patronal, Juan Pablo González.

Victoria López, vicepresidenta de Ashotel, dijo que en el sur de la Isla hay medio millón de desplazamientos diarios en coche, y hasta 135.000 solamente entre Adeje y Arona, “lo que provoca grandes atascos”. “Nos está costando mucho encontrar gente formada, especialmente en idiomas, y esto se debe al caos de tráfico que hay en toda la Isla”. Denunció una falta de inversión evidente en movilidad en una zona en la que hay 280.000 residentes y cuatro millones de turistas anuales, y reclamó para el sur de Tenerife un aeropuerto “en condiciones” y que se termine de una vez el Hospital del Sur.

La vicepresidenta de Ashotel alertó de que si no se corrigen los problemas, “el sur de Tenerife puede pasar de ser un destino turístico maduro a un destino turístico agotado”. En este sentido, pidió a las nuevas administraciones municipales que se esfuercen por invertir en el turismo y hacer de la Isla un destino “sostenible” y “tecnológicamente avanzado. No sólo vale la wifi en los hoteles, sino en las zonas públicas y en las playas. Podemos ser una smartcity”.
Los hoteleros pidieron al nuevo Gobierno que se forme estos días “que siga trabajando por el turismo”.