política

48 horas para la histórica censura contra CC en el Cabildo tinerfeño

El miércoles se debate la moción en un pleno extraordinario; el próximo presidente de la Corporación insular será el socialista Pedro Martín, con el apoyo de Cs y el externo de Podemos
PSOE y Ciudadanos, con el apoyo externo de Podemos, censuran a CC en el Cabildo de Tenerife
PSOE y Ciudadanos, con el apoyo externo de Podemos, censuran a CC en el Cabildo de Tenerife
La consejera socialista, Marian Franquet y la consejera de Ciudadanos, Concepción Rivero, han dejado claro tras presentar la moción de censura que Sí Podemos Canarias no entrará en el Gobierno insular. Fotos: Fran Pallero

El Cabildo de Tenerife no había vivido en sus 106 años de historia una moción de censura hasta la que se votará este miércoles en la Corporación insular, la cual, en caso de prosperar, desbancaría a Coalición Canaria (CC) del Gobierno, después de 32 años de presidentes nacionalistas.

La censura fue presentada, vía registro de entrada, por el PSOE (11 consejeros) y Ciudadanos (2 consejeros), con el apoyo externo de Sí Podemos Canarias (3 consejeros), el pasado 10 de julio. Al tener que discurrir 10 días hábiles desde la citada fecha, la censura se debatirá este miércoles 24 a partir de las 12.00 horas.

A pesar de que el presidente del Cabildo, Carlos Alonso (CC), al igual que el resto de sus consejeros (en total, 11), se han ido despidiendo en los últimos días de los integrantes de los distintos consejos de administración de las empresas públicas de la Corporación insular, un rumor ha ido ganando cuerpo en las últimas horas con respecto a la censura: la hipótesis de que personas ajenas a la Corporación puedan tratar de hacer cambiar voluntades de alguno de los 16 votos que necesita Pedro Martín (PSOE) para desalojar a CC de la Presidencia, tal y como ha publicado este periódico en su edición del pasado viernes.

similitudes

Se da la circunstancia de que el poder empresarial ha estado, en algunas ocasiones en el punto de mira sobre maniobras o artimañas de algunas formaciones políticas para que se favorecieran sus intereses. Uno de los episodios más recordados se produjo en La Laguna en diciembre de 1999, en el conocido como caso Baute.

Todo comenzó entonces con la apretada victoria del PSOE en las elecciones municipales de ese mandato, en que los socialistas se quedaron a escasos votos de la mayoría absoluta. Obtuvieron 13 concejales; CC, 10, y 4 el Partido Popular (PP). El pacto entre estas dos formaciones otorgó la Alcaldía a Ana Oramas (CC). El PP obtuvo las concejalías de Hacienda, Deportes, Tráfico y Policía Local, y Cultura y Patrimonio, ocupada esta última por Raquel Lucía Pérez. Las tensiones entre ambas formaciones estallaron el 4 de diciembre de 1999, cuando La Laguna fue declarada en Marrakech Patrimonio Mundial. Raquel Lucía Pérez no fue invitada a la ciudad marroquí y reaccionó convocando una rueda de prensa conjunta con el líder opositor socialista, Santiago Pérez, ahora en Avante La Laguna. Muchos creyeron que la concejal se pasaría a la oposición, votaría una moción de censura y otorgaría el poder al socialista.

En este contexto, el empleado municipal Nicolás Baute, un hombre vinculado a CC, habló presuntamente con dos constructores (Tomás Núñez y Valentín Rodríguez), que esperaban por una licencia, de la posibilidad de secuestrar a la citada concejal, según el testimonio de Núñez. Ambos citaron a Baute el 13 de diciembre en su oficina con el secreto propósito de filmar la conversación. Según la grabación, Baute no altera la voz cuando dice: “Ella se ve, tú suponte, ella se ve unos días en un cuarto oscuro. El día que va a votar [la supuesta moción de censura] no aparece y se ve en un cuarto oscuro medio jodida. Y tú la sueltas después”. A cambio, él les concedería la supuesta licencia que esperaban, cosa que no cumplió, por lo que se destapó el escándalo.

Finalmente, ya en 2013, los tres acusados fueron absueltos. La jueza, según publicó este periódico, afirmó que “no se había superado la fase de la mera ideación, quedando el delito únicamente planteado de forma abstracta y genérica (…) pero sobre todo no se vislumbra la firme decisión de cometer el delito”, concluyó.

censuras recientes

En la historia democrática reciente del Archipiélago se han producido varios acontecimientos algo sospechosos sobre el devenir de algunas mociones de censuras, sobre todo, en la isla de Tenerife. Si nos ceñimos al último mandato, 2015-2019, hay dos episodios en los que los cambios repentinos de algunos de sus protagonistas propiciaron alteraciones de gobiernos en municipios como Granadilla de Abona y Tacoronte.

En el primer caso, CC presentó en septiembre de 2016 una moción de censura en Granadilla con el apoyo del PP y del por aquel entonces concejal de Cs, Arquipo Quintero, que desbancaba de la Alcaldía al socialista Jaime González Cejas. Quintero ocupaba en ese momento la Comisión de Quejas y Reclamaciones del citado Consistorio, aunque los nacionalistas lograron convencer al exconcejal naranja en virtud de los casos de presunta corrupción en los que estaban involucrados varios ediles socialistas, entre otros, el propio alcalde socialista.

En lo que respecta al segundo de los movimientos, el alcalde de Tacoronte, el nacionalista, Álvaro Dávila, sedujo en enero de 2017 con un puesto en el grupo de Gobierno tacorontero a Honorio Román Marichal, concejal de Sí Se Puede, justo cuando la moción de censura contra Dávila se estaba ya configurando. Este movimiento bloqueó definitivamente cualquier opción de desbancar a Dávila de la Alcaldía tacorontera.

TE PUEDE INTERESAR