el jardín

Habla la madre de la niña expulsada de un campamento por ser discapacitada: “Piensa que la culpa es suya”

"Le he dicho que ni de broma, que por desgracia en este mundo hay gente muy buena pero también gente mala y hemos topado con gente no tiene empatía ni capacidad de entender lo especial que es ella", comentó la progenitora
La niña de 11 años expulsada de un campamento. El Español
La niña de 11 años expulsada de un campamento. El Español
La niña de 11 años expulsada de un campamento. El Español

Los padres de una menor de 11 años han acudido a las autoridades para denunciar al campamento de inglés que expulsó a su hija después de las quejas de otros progenitores. Los hechos tuvieron lugar en Aldeaduero, Salamanca.

La joven expulsada tiene una discapacidad del 33% y, por ello, los otros padres entendían que “habría desencadenado el malestar y la desafección entre el resto de sus compañeros”, según informó El Español.

La madre de la niña de 11 de años explicó en la Cadena Ser que “me dijeron desde el minuto uno que no había ningún problema, que era todo mediante juegos y actividades y que lo iba a pasar fenomenal e iba a ir aprendiendo y soltándose”.

La niña acudió al campamento el pasado viernes y ya desde el primer día “las madres se estaban quejando porque no querían que I. estuviera en la habitación con sus hijas”, relató la madre.

Tanto la madre como el padre de la menor discapacitada pidieron al personal del campamento que no “informasen al resto de niñas de las características de I., porque la iban a etiquetar de entrada y no iba a tener la opción de que la demás vieran que ella ríe, baila y cuenta como el resto”. Algo que no ocurrió, según los progenitores, ya que “conforme entró a la habitación [la monitora] les dijo: chicas, vuestra compañera tiene una discapacidad así que espero que me echéis una mano para cuidarla”, cuenta esta madre.

Tal y como ha podido averiguar esta mujer, el problema inicialmente se originó con otras dos chicas con las que tenía que compartir habitación, que se conocían previamente. “Decían [sus padres] que sus hijas están en un colegio de integración, que durante todo el año tienen que convivir con niños de necesidades especiales y que cuando llega el verano se merecen disfrutar del campamento sin tener que estar con estos niños”.

Al parecer, I., habría intentado que la cambiaran de habitación pero el personal del campamento no lo permitió. “Decía que si la cambiaba de habitación, se quejarían otras madres. Que le estaba poniendo entre la espada y la pared, y que lo único que se le ocurría es que I. se fuera a dormir con una monitora pero que la niña le decía que no, que quería dormir con sus compañeras”, cuenta la madre. Al día siguiente, el centro exulsó a la niña del campamento.

Sentimiento de culpabilidad

“Está hecha polvo, tiene la moral por los suelos, ella piensa que la culpa es suya que no consigue ser normal. Ya le he dicho que ni de broma, que por desgracia en este mundo hay gente muy buena pero también gente mala y hemos topado con gente no tiene empatía ni capacidad de entender lo especial que es ella”, comentó la madre.

TE PUEDE INTERESAR