Familia e infancia

Los cuentos son para el verano

Un tiempo perfecto para compartir con la gente menuda en torno a las historias

Llega el verano y con él, tiempo de playa, de campo, de abuelos y abuelas, de ludoteca, de algún que otro campamento, de camping y, si hay suerte, de viaje. Los días son más largos y un sinfín de actividades afloran en las calles. Sin embargo, también en casa podemos hacer muchas cosas relacionadas con los cuentos. Por ejemplo:

1) CAMPING DE LECTURA

Una mañana o una tarde nos vamos a la Biblioteca más cercana. ¿La conocemos? ¿Tenemos el carné? Podemos hacérnoslo sobre la marcha y llevarnos libros a casa durante dos semanas. Y no sólo libros, también música y películas. ¡Gratis!

Una vez en casa, crearemos nuestro camping de verano. Una caseta de campaña pequeña, o un mantel grande para colocar todo debajo de la mesa, o una tela colgada del techo tras la que nos podemos esconder.

Nuestro camping sólo necesita un lugar cómodo, divertido y escondido, una linterna (por si acaso), una caja con libros y muchas ganas de pasarlo bien.

2) HABÍA UNA VEZ UNA PIEDRA

Nuestros niños, en las islas, suelen pasar mucho tiempo en la playa. Una actividad divertida es animarles a coger algunas piedras de diferentes tamaños y formas para pintarlas con dibujos de nuestros libros/personajes favoritos. Después, con las piedras pintadas, podemos inventar historias.

En primer lugar, escogemos las piedras. Si son planas mucho mejor.

En segundo lugar, decidimos qué queremos dibujar. Yo les recomiendo tres categorías: Lugares, personajes y objetos.

Los dibujaremos con pincel y pintura acrílica y también utilizaremos algunas bolsas de tela para meter las piedras. Podríamos decorar también las bolsas escribiendo lo que va a contener cada una: Personajes, lugares, objetos.

Cuando hemos pintado todo, comienza el juego: Sacamos primero una piedra de un personaje y comenzamos la historia: Había una vez… (sale la piedra de la bruja, por ejemplo) una bruja que era… (la describimos un poco, física y psicológicamente). Esta bruja vivía en… (sacamos una piedra de un lugar), pero tenía un problema (…). Sin problema, no hay historia, así que nos inventamos qué puede pasarle a la bruja. Tal vez es un buen momento para sacar una piedra de un objeto. Algo que la bruja necesite o haya perdido. Un día se encontró con un… (sacamos la piedra de otro personaje) que decidió que le ayudaría, o que le pondría aún más impedimentos.

Y así continuamos nuestra historia hasta el desenlace, en el que se resuelve el problema inicial.

Esta actividad es perfecta para desarrollar la creatividad y la imaginación de las más pequeñas mientras se inventan la historia, las habilidades orales mientras la narran y destrezas artísticas mientras pintan. Además, es un elemento de juego para compartir infinitas veces y que pueden llevar a cualquier lugar.

Es tiempo para disfrutar, para inventar, para ir despacio, para compartir. Los cuentos son un buen camino y un buen destino. ¡A recorrerlo!

Por Laura Escuela, Narradora Oral
Sitio web: www.lauraescuela.com

SED DE LIBROS

En esta sección compartiremos libros para niños y niñas de diferentes edades y niveles de lectura, todos relacionados con el verano. ¡A disfrutar!

Los/as más pequeños/as

NADA GROZ, Migüel. SALLYBOOKS, 2015.

El pequeño Groz quiere aprender a nadar y sus padres le están enseñando. Es entusiasta pero el proceso puede ser frustrante, por eso le acompañan y ayudan. Es un libro pequeño, cuadrado (20×20), de cartoné, perfecto para manipular y disfrutar del libro como un juguete más este verano.

 

 

 

 

Los/as que empiezan a leer

 LA BALLENA. Benji Davies. ANDANA, 2014

Esta delicia de libro nos cuenta la historia de Noé, un niño solitario cuyo padre es pescador. Una mañana, tras una tormenta, encuentra una pequeña ballena varada en la playa y decide quedársela como mascota. La lleva a su casa y la esconde. ¿La encontrará su padre?

 

 

 

 

 

Los/as que ya leen

LAS REGLAS DEL VERANO. Shaun Tan. Bárbara Fiore Editora. 2014

Este libro, como suele suceder con los de Shaun Tan, es verdadera magia. Las ilustraciones nos maravillan y desconciertan a un tiempo. No sabemos cuándo termina el juego y comienza la vida. Dos niños pequeños tienen todo el verano por delante en la ciudad, pero hay una serie de reglas que han creado, reglas que, si incumplimos, pueden llevarnos a terribles consecuencias. Un libro para mayores, totalmente recomendable, perfecto para descubrir y redescubrir.

 

 

In English

SHOULD I SHARE MY ICE CREAM? Mo Willems. Hyperion Books, 2011

Las aventuras de Elephant & Piggie son toda una tradición. La colección de estos dos fantásticos amigos es amplia y tremendamente divertida. Mo Willems nos hace sentirnos totalmente dentro del libro, de modo que los personajes nos hablan y nos implican totalmente en la lectura. Historia creada a base de diálogos, perfecta para disfrutar en familia este verano. Elephant ha comprado un helado pero cuando va a comerlo le asalta una duda: ¿debería compartirlo con su amiga Piggie?