inmigración

Llegan ocho pateras y un cayuco a las Islas en apenas cuatro días

La ruta canaria de inmigración irregular por la vía marítima, que lleva más de un cuarto de siglo con actividad continuada, lleva todo el año de aumento y todo apunta a que irá a más
Se sospecha que el cayuco del pasado fin de semana partió de mauritania; en la imagen, varias de estas embarcaciones en una playa de dicho país. DA
Se sospecha que el cayuco del pasado fin de semana partió de mauritania; en la imagen, varias de estas embarcaciones en una playa de dicho país. DA
Se sospecha que el cayuco del pasado fin de semana partió de mauritania; en la imagen, varias de estas embarcaciones en una playa de dicho país. DA

Hasta ocho pateras y un cayuco han arribado, por sus propios medios o remolcados por las autoridades, a las costas canarias en los cuatro días transcurridos desde el pasado jueves hasta ayer lunes, en lo que supone un evidente repunte que confirma el aumento registrado en los últimos años y que, en lo que va de 2019, ya supera el 20% más de migrantes que se han jugado la vida por este medio para llegar al

Archipiélago en relación con el mismo intervalo del año pasado.

En total, en esas ocho pateras y el cayuco viajaban un total superior a las cien personas, si bien no se puede precisar con certeza dado que una de las pateras llegadas a Lanzarote fue detectada cuando ya solo quedaban junto a la misma dos de los inmigrantes que llegaron en ella, por lo que la Guardia Civil tuvo que llevar a cabo un operativo en la Isla a través del cual se encontraron otros diez.

Precisamente, una de las características más llamativas de lo sucedido este fin de semana es que, como se viene comprobando desde hace tiempo, casi ninguna de estas embarcaciones fue detectada a tiempo por el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE). Eso sucede, fundamentalmente, en el caso de Lanzarote, no así en Gran Canaria.

Otro dato importante radica en que, si bien no es el primero del año, lo cierto es que la presencia de un cayuco en nuestras aguas (como el rescatado este fin de semana) había dejado de ser habitual por estos lares. En concreto, el cayuco del pasado domingo fue avistado por un buque mercante a unas 60 millas al sur de Gran Canaria y, aunque aún continúan los trabajos de la Policía Nacional, todo apunta a que procede de Mauritania y no de Senegal, los dos países de procedencia de este tipo de embarcaciones, que tienen mayor cabida que las llamadas pateras o las neumáticas, que también se utilizan en esta ruta canaria.

Para los especialistas, cuando esta repetición en la llegada de inmigrantes se produce en tan poco tiempo solo puede deberse a varias causas. Una de ellas es el buen tiempo en esta zona del Atlántico, claro está, pero tal circunstancia sería insuficiente por sí misma en el caso de que no se hubieran relajado los controles de la Gendarmería marroquí en la costa del país vecino, como se sospecha. Además, que la ruta mediterránea sea ahora mismo prioritaria dada la gran actividad en la misma ha disminuido los medios que Frontex (como se conoce a la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas) destina a la ruta canaria.

Otro dato importante es que, mientras los números crecen en Canarias, bajan en la Península. Así, las Islas han recibido durante el primer semestre de este año un total de 613 inmigrantes llegados a sus costas en patera, 117 más que en los mismos ocho meses de 2018, lo que supone un aumento del 23,6%, según datos del Ministerio de Interior.

Por contra, hasta el pasado 31 de agosto, consiguieron entrar en España por esa vía un total de 15.683 personas, un 45,2% menos que en el mismo periodo del año anterior.

TE PUEDE INTERESAR