superconfidencial

El Real Madrid, de culo

La flor de Zidane era Cristiano. Florentino no se dio cuenta de que negarle a Cristiano su multa de Hacienda era como dejar toda la noche la vela encendida para ahorrarse el fósforo por la mañana. El equipo blanco, que tanta gloria ha dado al fútbol y tanta fama a este país, va de culo y sin frenos y es muy difícil, jugando como el domingo en Palma, que esta temporada gane un solo título. Al Real Madrid ya le vence cualquiera y hoy juega en Estambul un partido que, si lo pierde, será su despedida de la Champions en la fase de grupos. Hacía muchos años que esto no ocurría, si es que ocurrió alguna vez. Zidane se acabó: ni estudia a los rivales, ni planifica los partidos, ni acierta con el equipo base. Lo que ocurría era que -antañazo- tenía junto a él a un tío que marcaba 50 goles por temporada, Cristiano Ronaldo, ahora en Italia pagando la cuarta parte de los impuestos que abonaba en España. Mi problema es llegar a final de mes, la dicha de Cristiano es pagar cuatro veces menos en Italia que en España. Mouriño, libre como los pájaros, espera sentado a que lo llamen y yo no sé si segundas partes van a ser buenas, pero desde luego la segunda parte de Zidane ha sido desastrosa. No es entrenador para el Real Madrid, a pesar de haber sido una de sus grandes glorias, que esto nadie se lo discute. Yo creo que si esta noche no gana en Estambul, él mismo se dará cuenta de su fracaso y se marchará. Al Madrid lo tutean todos los equipos, algunos muy malos pero mejor organizados en el campo que su rival, como el Mallorca, que tiene en sus filas a varios jugadores de la cantera del Real.

TE RECOMENDAMOS