elecciones 10-n

Coalición Canaria confirma su declive electoral fuera del poder

El escaño nacionalista obtenido en Las Palmas el 10-N, tras el acuerdo con Nueva Canarias, enmascara la sangría de CC en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, bastión histórico de ATI
José Miguel Barragán
José Miguel Barragán
El secretario general de Coalición Canaria, José Miguel Barragán. Sergio Méndez

Coalición Canaria se presentaba por primera vez a las elecciones después de ser desalojada del poder regional y de varios municipios y cabildos. Y el resultado ha sido una bajada importante, enmascarada por el escaño que los nacionalistas canarios han sacado en Las Palmas gracias al acuerdo CC-Nueva Canarias.

Pero los números son claros. En la provincia de Santa Cruz de Tenerife, la coalición CC-NC al Congreso pierde 27.000 votos y un escaño, el de la palmera Guadalupe González Taño, respecto a los resultados que CC sacó en solitario el 28 de abril. En Las Palmas, el acuerdo de ambos partidos llevará de nuevo al Congreso a Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, que quedó fuera el
28-A. Deberá ceder el escaño a María Fernández, de Coalición Canaria, en dos años y medio. La suma de ambas formaciones les ha dado 47.959 votos, frente a los 70.968 que sacaron por separado el 28-A, antes de un acuerdo que ha provocado el rechazo de algunos sectores de Nueva Canarias.

Pero la pérdida en la provincia occidental es un golpe serio. Mientras que en Las Palmas, Nueva Canarias suma más poder al que ya tiene en el Gobierno regional y en el Cabildo de Gran Canaria, en Santa Cruz de Tenerife, CC sigue dejándose representantes y ve cómo su sorprendente subida del 28-A, a costa del voto prestado del PP, se ha desinflado sobre la marcha en cuanto han sido desalojados de las instituciones y el PP ha moderado ligeramente su discurso. Un claro voto de derechas que ahora los abandona y que refleja el marco conservador en el que ATI-CC lleva años moviéndose en la provincia de Santa Cruz de Tenerife. CC no ha conseguido hacerse con parte del pastel de Cs, que probablemente haya recalado en el PP, que sube un diputado en la provincia, y en Vox, que irrumpe por primera vez. En el Senado, el candidato de CC, José Manuel Pitti ha bajado de 80.177 el 28-A a 60.104 el pasado domingo.

En la oposición, sin poder real, con un solo senador en Madrid, Fernando Clavijo, imputado por prevaricación y malversación por el Caso Grúas, CC se enfrentará en primavera a un congreso decisivo para encarar su futuro. Mientras, centra su oposición en intentar generar tensiones dentro del Gobierno, criticando la política del Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez con Canarias, al mismo tiempo que apoya pequeñas escaramuzas, como la moción de censura en Arico contra la alcaldesa socialista y senadora, Olivia Delgado.

Ahora toca hablar de gobernabilidad en España, y habrá que ver cómo concilia CC su crítica a Madrid con su posible participación en algún tipo de mayoría para salir del actual impasse. Aunque su secretario general, José Miguel Barragán, culpó ayer de nuevo a Pedro Sánchez de la repetición de unas elecciones donde se han fortalecido “los catalanistas y se le ha dado alas a la ultraderecha”, también afirmó que trabajarán por el desbloqueo. Una disposición muy similar a la que reconoció el ya diputado electo, Pedro Quevedo, que calificó los resultados de “endiablados”, pero afirmó que los nacionalistas estarán “del lado” de la gobernabilidad del Estado, al mismo tiempo que urgió al PSOE a buscar la “manera de tender puentes para gobernar con un mínimo” de estabilidad.

Las combinaciones son complejas, pero ya se atisban algunas posibilidades en las que podrían participar los nacionalistas canarios. Ayer, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, esbozaba la posibilidad de un pacto progresista de tintes transversales que incluyera a Unidas Podemos, Ciudadanos, Más País y los partidos nacionalistas y regionalistas que no fueran independentistas. El periódico El ESPAÑOL, del que DIARIO DE AVISOS es socio de referencia, mencionaba también la posible reedición del llamado Pacto del Abrazo, firmado por Sánchez y Rivera en 2016 y que, entonces, Podemos se negó a apoyar. A los 130 diputados de la suma de PSOE y Cs podrían añadirse los dos de los nacionalistas canarios o los dos de Navarra Suma. Solo haría falta entonces una abstención del PP para que el Gobierno saliera adelante. En las próximas semanas, todos tendrán que moverse. Y los nacionalistas canarios también. Porque estas elecciones , con la ultraderecha resoplando cada vez más brava, exigirá una flexibilidad política que no se practica demasiado en España.

CC podría perder el municipio de Pájara por una moción de censura

Miguel Ángel Graffigna, de CC, dimitió ayer como alcalde de Pájara al conocer que su socio, Asambleas Municipalistas de Fuerteventura (AMF), preparaba una moción de censura con PSOE y Podemos que, finalmente, se registró de manera telemática, según EFE. La moción convertirá en alcalde a Pedro Armas, de AMF. El exalcalde de Pájara durante cuatro mandatos, el socialista Rafael Perdomo, no ocupará ningún cargo. A CC ya solo le quedan en Fuerteventura los Ayuntamientos de La Oliva y Antigua.

TE PUEDE INTERESAR