Granadilla

El ‘Pioneering Spirit’ dejó Granadilla antes de tiempo

Las reparaciones de Tenerife Shipyards en el barco más grande del mundo, que ayer partió rumbo a Noruega, se realizaron en 40 días

El capitán invitó a las autoridades al puesto de mando del barco / DA

“El viento no ha supuesto problema alguno para ejecutar las importantes reparaciones navales que se han realizado al buque”. Así de rotundo se manifestó ayer Louis Donald Fernengel, uno de los capitanes del Pioneering Spirit, el mayor buque en volumen del mundo, en su despedida del puerto de Granadilla, donde arribó el pasado 2 de octubre para someterse a trabajos de reparación naval. Concretamente, en los 40 días que ha permanecido atracado en el puerto de Granadilla, se le ha ampliado la capacidad de carga, lo que ya le permite alzar de modo integral una plataforma desde su popa. Asimismo, se le extrajeron seis hélices que fueron sometidas a trabajos de mantenimiento por parte de la empresa Tenerife Shipyards.

La nave, que inicialmente iba a permanecer en las instalaciones portuarias como mínimo hasta el mes de diciembre, ha adelantado su salida al contar con un contrato de trabajo que ya le lleva rumbo a Noruega.

Por este motivo, el presidente de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Carlos González, encabezó ayer la visita de una delegación de autoridades insulares que visitaron el barco y agradecieron a su capitán su estancia. Acompañaron a Carlos González el director de la entidad, Aitor Acha; el subdelegado del Gobierno, Jesús J. Plata; el delegado de Hacienda en Zona Franca Tenerife, Moisés Romero; el alcalde de Granadilla, José Domingo Regalado; y el director comercial de la Autoridad Portuaria tinerfeña, Airam Díaz.

En la visita al buque, Fernengel informó de que su tripulación, compuesta por 560 tripulantes de veinticinco nacionalidades diferentes, tiene “cada cual su gusto”. Es por ello que en lo que a comida se refiere en el comedor de la nave se han ofrecido menús acordes a sus preferencias, lista en la que resulta imprescindible el consumo de productos frescos que se han adquirido en nuestra Isla. Concretamente, cada semana durante las siete que ha estado atracado, se han solicitado, semanalmente, dos contenedores de veinte pies con aproximadamente 26 toneladas de productos frescos para consumo, principalmente carne y pescado.