Tribuna

Crisis de oportunidades, por Daniel González Cuenca

De toda la vida, han habido personas que ven el vaso medio vacío y otras que ven el vaso medio lleno. Las hay luchadoras y las hay victimas. Hay personas que acarrean su situación a sus circunstancias y las hay que se superan con las circunstancias. Dicho esto, le pregunto al lector, usted en qué […]

De toda la vida, han habido personas que ven el vaso medio vacío y otras que ven el vaso medio lleno. Las hay luchadoras y las hay victimas. Hay personas que acarrean su situación a sus circunstancias y las hay que se superan con las circunstancias. Dicho esto, le pregunto al lector, usted en qué lado se encuentra? nosotros no estamos viviendo ninguna crisis y estamos muy lejos de vivir una crisis. Vivimos en una sociedad en la que no conocemos la carencia y más bien las estamos creando; hemos recibido una herencia de nuestros antepasados que en muchos casos no estamos sabiendo aprovechar. Por poner un ejemplo, Canarias fue exportador de papas y tomates a Inglaterra (hoy exportamos un 10% de lo que enviábamos, se pueden imaginar la cifra en unos años: 0%), y sin embargo, a día de hoy no somos capaces de abastecernos por nosotros mismos y necesitamos importarlos. No hemos sabido aprovechar esa herencia y sin duda, esto es culpa de aquellos que vieron el vaso medio vacío. Cuánto esfuerzo costó aquello? Y cuánto costó perderlo? Pretendemos vivir del turismo toda la vida? no hay más industrias en canarias que puedan ser relevantes? somos conscientes del peligro que corremos al depender de un hilo? miramos al jardín del vecino con asombro cuando el nuestro está considerado un “paraíso”. No se puede crear un paraíso pensando a corto/medio plazo, como hacen muchos políticos. Necesitamos a personas comprometidas con su pueblo, con su juventud, con sus ancianos, con sus problemas, con sus oportunidades, con su futuro. Afortunadamente tengo la suerte de viajar con frecuencia, y he visitado muchos países y cada vez aprecio más mi tierra, sobre todo por su naturaleza y por su gente, pero al mismo tiempo siento pena, mucha pena de lo que podríamos ser, y lo que realmente somos. Tener más del 20% de desempleo en Canarias, significa mucho esfuerzo para el 80% restante. Un “paraíso” no debería tener desempleo alguno, y con medidas cortoplacistas no se resuelve un 20% de desempleo. El turismo tiene decenas de variantes, y una de ellas es: sol y playa. Pero hay más. Canarias necesita un proyecto, Canarias necesita una identidad. Belleza, clima, flores, ecología, vacaciones, son entre otros los motivos que hacen que nos visiten. Para crear identidad necesitamos unión en los de arriba y en los de abajo, porque sólo de esa manera salen los grandes proyectos adelante, con unión y entusiasmo. Y entonces será cuando logremos una comunidad que será un ejemplo para el resto, porque un “paraíso” no puede ser gestionado por aquellos que ven crisis donde hay oportunidades. La apuesta por la calidad es una apuesta ganadora.