superconfidencial

Aunque parezca increíble

Un pajarillo choca contra un cristal, creyendo que no lo era, y cae al suelo, sin respiración. Parece muerto, pero otro pájaro que vuela junto a él se acerca a su compañero inerte y, aunque parezca mentira, le practica la respiración boca a boca, o pico a pico, como quieran. El animalito herido permanece inmóvil durante más de dos minutos. Su compañero lo intenta recuperar una y otra vez, un tanto desconfiado por el entorno urbano en el que ambos se encuentran. Finalmente lo consigue, tras muchos esfuerzos, y los dos salen volando del lugar. No es un sueño esta vez. Me han enviado un vídeo enternecedor que debe concienciar a los que creen que los animalitos no tienen alma. Tienen mucho más alma que nosotros. Supongo que este vídeo, como se dice ahora, se hará viral, pero a mí se me puso la piel de gallina al ver a las dos frágiles criaturas, una intentando devolverle la vida a la otra. Si tenemos que predicar algo en esta vida es la solidaridad, pero solo nos fijamos en la intolerancia y en la incomprensión, en el ansia de riqueza por la riqueza y en el poco o ninguno amor a los demás. Despreciamos las acciones más sublimes, adoramos al becerro de oro y nos olvidamos de que cada vez necesitamos estar menos solos y de que existe más gente en el mundo. He visto llorar a las jirafas y a las vacas, llorar de tristeza, y he visto elefantes defender a sus crías hasta la muerte en documentales llenos de dramatismo y ternura. He visto perros que permanecen meses y años ante la tumba de sus dueños, esperando a que vuelvan. Todavía hay quien maltrata a un pobre burro o patea a un perro, o quien ahorca al podenco porque ya no sirve para sus negocios porque es viejo. ¿Quiénes son los animales aquí?

TE PUEDE INTERESAR