Política

Gabriel Mato regresa ilusionado a la Eurocámara y triste por el ‘brexit’

El político canario del PP acata la Constitución ante la Junta Electoral Central como paso previo a recoger su acta de diputado en el Parlamento de la UE tras la salida del Reino Unido

Gabriel Mato Adrover (PP), tras acatar la Constitución en la Junta Electoral Central (Congreso) para convertirse en eurodiputado. DA
Gabriel Mato Adrover (PP), tras acatar la Constitución en la Junta Electoral Central (Congreso) para convertirse en eurodiputado. DA

Aunque el PP dejaba claro, tras las elecciones del 26 de mayo de 2019, que los intereses de Canarias en el contexto de la Unión Europea iban a estar “plenamente” defendidos por el principal grupo en la casa común, lo cierto es que la voz de esta particular región sufrió una ligera afonía con la pérdida de uno de los dos eurodiputados originarios del Archipiélago atlántico. Entre Estrasburgo, Bruselas y Luxemburgo seguiría moviéndose con soltura el socialista Juan Fernando López Aguilar. Gabriel Mato Adrover se quedó a mitad del camino. Estaba atándose los cordones. Ya está de vuelta. Este martes, en el tramo final de la cuenta atrás para la salida del Reino Unido, acató la Constitución ante la Junta Electoral Central (JEC), en el Congreso. Era un requisito para recoger su acta. A efectos de cubrir las cinco plazas que corresponden a España por el brexit (a partir del viernes), estaban citados otros cuatro candidatos. Como era de esperar, a la cita no acudió la exconsellera catalana Clara Ponsatí, fugada a Escocia y reclamada por el Tribunal Supremo por el proceso secesionista. Sí se personaron para cumplir con el trámite, además de Mato, Marcos Ros Sempere (PSOE), Margarita de la Pisa Carrión (Vox) y Adrián Vázquez Lázaro (Ciudadanos).

En declaraciones a este periódico, el político palmero mezcló la alegría con la “tristeza” derivada de la “mala noticia” de la desconexión británica: “Siempre lo he dicho y lo mantengo. Pero bueno, sin perjuicio de eso, como se han ido, y es lamentable, lo que tenemos que intentar es trabajar muy duro y, desde mi posición, que se oiga a Canarias en Europa con determinación, porque en estos últimos seis meses se la ha escuchado muy poquito”.

El expresidente del Parlamento de Canarias (2003-2007) ha sido europarlamentario desde 2009, con el paréntesis que se cierra. No empieza de la nada. Ordenará los asuntos que dejó sobre la mesa (algunos, avanzados) y otros que le lleguen: “Evidentemente, lo primero va a ser analizar el impacto del brexit en el ámbito hortofrutícola isleño. Y, naturalmente, otro reto fundamental será el marco financiero plurianual 2021-2027, que se está debatiendo. Debemos esforzarnos para que no haya ningún tipo de pérdida de los fondos que reciba Canarias”. En noviembre, una delegación presidida por el jefe del Ejecutivo autonómico, Ángel Víctor Torres (PSOE), se trasladó a la capital comunitaria al objeto de profundizar en las demandas de los territorios ultraperiféricos (de España, Francia y Portugal) con una reivindicación conjunta cara a una perspectiva confusa. “No todo está asegurado”, avisa Mato. “Nunca me fío de lo que dicen que han dicho. Los compromisos hay que plasmarlos y conviene estar muy pendientes de nuestras peculiaridades. No basta con una visita”.

Sobre la espantada que ha consumado Boris Johnson, tres años y pico después del referéndum Kinder del 23 de junio de 2016 (con sorpresa incluida, a semejanza de un huevo de chocolate gigante), Gabriel Mato confía en que, durante el periodo transitorio, se sienten unas bases sólidas de las relaciones futuras con un socio preferente, que no sean juegos de sillas con las patas desniveladas: “Al margen de los factores económicos y de los intercambios comerciales, habrá que resolver cómo evoluciona la situación de los ciudadanos de la Unión Europea que viven allí y a la inversa”.

Cuando los 73 diputados británicos terminen de desalojar sus despachos, la dimensión de la Eurocámara se reducirá de 751 a 705 escaños. De las vacantes, 46 se reservan para venideras ampliaciones.

En abril, la hoy portavoz del PP en la Eurocámara, Dolors Montserrat, elogió la labor de Gabriel Mato: “Sin él, Canarias no dispondría de un sector primario tan potente”. La Política Agraria Común (PAC) se había actualizado la semana anterior.