superconfidencial

Me voy

Si hablo de la fiscalía se me cruza Dolores Delgado; si hablo de cine, Almodóvar; si hablo del F.C. Barcelona, el muerto viviente de Valverde; si hablo de política, nepotismos varios y parentelas incomprensibles. Total, que he decidido coger un Binter e irme a vivir al Portugal fronterizo o quizá proclamar un pedazo del Puerto […]

Si hablo de la fiscalía se me cruza Dolores Delgado; si hablo de cine, Almodóvar; si hablo del F.C. Barcelona, el muerto viviente de Valverde; si hablo de política, nepotismos varios y parentelas incomprensibles. Total, que he decidido coger un Binter e irme a vivir al Portugal fronterizo o quizá proclamar un pedazo del Puerto de la Cruz ciudadela independiente, como si fuese el castillo medieval que vio al Cid Campeador ganar la batalla después de muerto a los morancos. Luego de criticar todos los machismos y antifeminismos venidos y por haber, que esta señora, Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, haya asistido sin velo a la final de la Supercopa, para la izquierdona es aprovecharse de la tímida apertura y ella promocionarse; y para la derechona, un triunfo del feminismo. ¿Es que no puede ser sólo el gesto de una persona normal? A mí Ayuso me parece elegante y competente pero sólo hablan de si su velo sí, o su velo no. Coño, me voy al Portugal fronterizo, antes de agotar todas mis existencias del Fortasec. El otro día acudí al médico a renovar mi receta y me mandó análisis de todo. Pero si yo estoy bien y sólo, a mi edad, necesito mantenimiento, como si fuera un viejo Simca 1.000. Por cierto, hablando de esta cifra, Ana Oramas escapó como la que se salta un semáforo. Me ha dicho Barragán que si paga la multa en 20 días se la reducen a 500. Quienes se ríen en La Moncloa son Sánchez y compañía, con esa risita de los dibujos del Perro Pulgoso. Hay que ver cómo se somete a este silencioso país, con qué elegancia. Por tercera vez les digo que me voy a Portugal; a lo mejor cambio el continente por Madeira. Siempre tendré más cerca el museo de Cristiano Ronaldo.