superconfidencial

Caraduras

Me parece muy bien que Luis Yeray y Cía, alcalde de La Laguna, concejales y asesores, se bajen en sueldo un 30% durante el mes de confinamiento, como gesto apropiado y solidario ante la grave situación que vivimos. Ya tendrán ocasión de poner los dineros en su sitio. Pero al tiempo que leo la alentadora noticia me tropiezo con otra, más cercana a los caraduras que pueblan Congreso y Senado: diputados y senadores cobrarán un millón de euros, entre todos, en concepto de dietas de desplazamiento, pese a estar confinados. Si la noticia es verdad, que no tengo por qué dudarlo, esto está más cerca del atraco que de la lógica. ¿Desde dónde se desplazan, desde la cocina al comedor de su casa? En las crisis unos se empobrecen -la mayoría- y otros pícaros se hacen ricos y más en el país de Rinconete y Cortadillo. En España siempre hay un pícaro en la puerta de las ventas y no siempre es ciego, bizco, cojo o mudo. Los hay también con una gran visión, elegantes en el caminar y parlanchines en la tribuna de oradores. A la hora de mamar son maestros y ahí tienen a los casi 500.000 políticos y asesores áulicos que hay en este país, casi el doble que en Alemania y con la mitad de habitantes. Caraduras de tomo y lomo, que trabajan menos -como diría el gran Chiquito, paz descanse- que el sastre de Tarzán. Y son precisamente las crisis las que hacen ricos a los más listos, a los que se mueven en la adversidad como peces en el agua. Poseen una habilidad innata para estar en el sitio oportuno cuando pasa por él la diosa Fortuna. Y no trincan jamás ni el coronavirus ni esas zarandajas, sino que andan por la calle sanitos como una manzana. Ya lo dijo Fraga: España es diferente.

TE PUEDE INTERESAR