Política

Calviño: “Sería absurdo abrir el debate de la reforma laboral y generar ahora inseguridad jurídica”

La CEOE rompe el diálogo social ante la división del Gobierno: Iglesias exige cumplir el acuerdo con Bildu y Calviño se opone y afirma que “los contribuyentes nos pagan para resolver los problemas, no para crearlos”

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño. AGENCIAS

Daniel Tovar / Agencias

La fragilidad del acuerdo que alcanzó el Gobierno con EH-Bildu para no obstaculizar la prórroga del estado de alarma, y por el cual, inicialmente, se derogaría “de forma íntegra” la reforma laboral de Mariano Rajoy, una posición que fue rectificada horas más tarde por el PSOE, que descafeinó dicha alteración de la ley reduciéndola a tres únicos puntos, fue ayer objeto de duras críticas por parte de la práctica totalidad de las formaciones políticas, además de la CEOE, que se levantó de la mesa del diálogo social con el Ejecutivo de Pedro Sánchez por suscribir con los independentistas vascos la adopción de un cambio normativo que tendría gran repercusión en el sector empresarial, y que no fue consensuado con los representantes de la Confederación ni de los sindicatos.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, a quien se atribuye haber hecho las gestiones pertinentes dentro de la institución para tumbar la derogación, manifestó que no era partidaria de tomar una decisión de tal magnitud en este momento de crisis por la pandemia del coronavirus. Es más, aseguró ayer que sería “absurdo y contraproducente” llevar a cabo la suspensión legislativa ahora, puesto que ello se traduciría en “inseguridad jurídica”. “Los contribuyentes, yo creo, nos pagan por solucionar problemas y no para crearlos”, dijo la ministra, al tiempo que aseguró que la comunicación entre actores públicos y privados sigue en pie: “Las medidas que ha ido adoptando el Gobierno han sido dialogadas y consensuadas con los agentes sociales, validadas por el Parlamento y, para el futuro, esa filosofía no cambia”.

Por otra parte, Calviño quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a los empresarios: “Quiero agradecer una vez más públicamente a los empresarios el compromiso y el esfuerzo que también ellos están haciendo en este momento. Las empresas tienen que jugar un papel clave en la recuperación y cuentan con el apoyo de este Gobierno. Por supuesto que se pueden hacer cambios en el ámbito laboral, pero siempre con un objetivo claro: impulsar el empleo y la actividad”.

Las declaraciones de la vicepresidenta tercera se produjeron en el marco de un encuentro organizado por el Cercle d’Economia, al que también asistió el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Domborvski. La titular de la cartera económica española dijo valorar la iniciativa de los presidentes de Alemania y Francia, Angela Merkel y Emmanuel Macron, para crear un fondo de 500.000 millones de euros destinado a las regiones y sectores más afectados por la pandemia y que, a su juicio, está “orientado en la dirección de lo defendido por España” como fórmula de recuperación.

UNIDAS PODEMOS

El socio de Gobierno de Sánchez, Unidas Podemos, no ha tenido reparos en manifestar su descontento ante la rectificación que los socialistas comunicaron dos horas después de hacer público el acuerdo. El vicepresidente segundo y titular de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, reelegido anoche al frente de Podemos, dijo que debía mantenerse lo suscrito con EH-Bildu en los mismos términos. Y lo hizo con la locución latina pacta sunt servanda, o, dicho de otra manera, “lo pactado obliga”.