superconfidencial

Giscard, viejo salido

Una periodista alemana que entrevistó a Valéry Giscard d´Estaing hace un año ha presentado una denuncia contra él por tocón

Una periodista alemana que entrevistó a Valéry Giscard d´Estaing hace un año ha presentado una denuncia contra él por tocón. El viejo, que tiene 94 años, le sobó los muslos a la periodista, cuando ésta le pidió hacerse una foto con él. La reportera Ann-Katrin Stracke, que tiene 37 años, entrevistó al receptor de los diamantes de Bokassa sin incidencias, pero se ve que el anciano rumiaba algo porque cuando ella le pidió hacerse la consabida foto de recuerdo, el vejete entró en confianza, la apretuñó y pasó su mano, como quien no quiere la cosa, por espalda y muslos de la reportera. Así que ésta se lo comunicó a sus jefes, los jefes pidieron una explicación al ex presidente francés y el ex presidente francés no la dio, sino que hizo mutis por el foro. Por lo que la chica ha decidido denunciarlo, ya que no podía ni dormir pensando que la deplorable acción del pureta sobón iba a quedar sin reproche. Cuando a un viejo le entra la satiriasis, eso es terrible. Y lo digo no por experiencia, que Dios me libre, sino porque conozco casos muy lamentables de ancianos afectados por este terrible mal de la salidera. Y ancianas también, aunque menos, y que me perdonen el menoscabo los institutos de la mujer. Lo que me parece raro es que haya tardado Ann-Katrin un año en presentar la denuncia, porque esas cosas hay que hacerlas aquí te pillo aquí te mato, para evitar malas interpretaciones por parte de la multitud. La noticia añade que dos compañeros de la presuntamente agredida fueron testigos de las “caricias” o “intentos de caricias” del viejo constructor de Europa. Oiga, no es lo mismo acariciar que intentar acariciar, así que este asunto del cómo fue tendrá que ser aclarado, extremos que sin duda reflejará la denuncia y ya dictaminarán los señores magistrados (y magistradas) actuantes. No sé, qué asco de viejo, ¿no?

TE PUEDE INTERESAR